HDMI inalámbrico: ¿qué es y cómo usarlo?

La interfaz HDMI cambió mucho la calidad de ver películas, videojuegos o TV satelital en casa. Esta interfaz básicamente envía el audio y video desde un emisor (reproductor, consola, decodificador satelital) hasta un receptor (TV) sin comprimir. De manera que se transmiten todos los datos en perfecta calidad, tal cual fueron originados. Los productos con HDMI inalámbrico han existido por casi una década, pero no han ganado tanta popularidad. Pero seguramente te estarás preguntando, ¿cómo funciona?, ¿deberías comprar este tipo de productos para uso en casa?

El HDMI inalámbrico es una alternativa del HDMI alámbrico

Los cables HDMI se han convertido en un medio estándar para transferencia de video en alta definición por más de 10 años. Pero tienen unos pequeños inconvenientes, pueden convertir tu centro de entretenimiento en un hotel para roedores, y además limitan a que tu decodificador satelital o consola de videojuegos estén en una sola habitación.

Quizás esto no te parezca algo fuera del otor mundo, pero el HDMI inalámbrico es una solución de video de alta definición inalámbrico que puede resolver muchos problemas del HDMI cableado. Por ejemplo, puedes limpiar todo el cableado desordenado de tu centro de entretenimiento, enviar desde una sola fuente de video a todas las TVs de tu casa o incluso tener una pantalla espejo de tu teléfono inteligente o computador en la TV.

HDMI inalámbrico

Para poder tener acceso a la tecnología de HDMI inalámbrico debes comprar un transmisor y receptor con esta tecnología.

En el mercado existen muchos productos HDMI inalámbrico y son muy fáciles de configurar. Básicamente debes conectar el transmisor en el puerto HDMI de la fuente de video y el receptor en el puerto HDMI de tu TV.

Es como la tecnología Bluetooth pero para transmisión de video

A diferencia del Apple AirPlay, HDMI inalámbrico no requiere de una conexión Wi-Fi. El transmisor conectado a la fuente envía una frecuencia de microonda y el receptor la recibe y decodifica, de manera que la TV recibe señal en alta definición. Justo como la tecnología Bluetooth, pero para video.

Algunos dispositivos HDMI inalámbricos cuentan con transmisores infrarrojo incorporados. Esto permite usar el control remoto de tu TV para controlar dispositivos fuera de la habitación. Estos infrarrojos son necesarios para muchas cosas, como por ejemplo evitar correr de una habitación a otra para cambiar de canal de televisión.

Al igual que otras tecnologías de transmisión inalámbrico, el HDMI inalámbrico es vulnerable a obstrucciones e interferencias. La mayoría de los productos HDMI con esta tecnología trabajan en la frecuencia de los 5GHz, por lo que pueden interferir con las señales Wi-Fi y celular. Pero por fortuna, la mayoría de los nuevos productos cuentan con una frecuencia de selección dinámica, que les permite ajustarse a una frecuencia menos congestionada de forma automática.

HDMI inalámbrico

Usar dispositivos HDMI inalámbrico es bastante sencillo. Solo debes conectar el transmisor a la fuente de video (consola, reproductor o decodificador satelital) y el receptor a tu TV.

Puede tener un poco de retraso o “lag”

Tratándose de este tipo de tecnología, la latencia es una forma de obstrucción. Una señal de video debe ser codificada, transmitida y decodificada antes de ser mostrada en la TV. De manear que la mayoría de los productos HDMI inalámbricos pueden tener un poco de “lag”.

La distancia en la que funcionan estos productos pueden ser un buen indicador de su latencia. Es decir, mientras mayor sea la distancia a la que pueden trabajar, tienden atener más latencia. Por ejemplo, un producto que pueda transmitir a 100 metros puede tener unos pocos milisegundos de latencia. Mientras que otro que trabaje a 15 metros de distancia, puede tener pequeños e indetectables microsegundos de latencia.

¿Por qué el HDMI inalámbrico no es un estándar?

El HDMI inalámbrico es muy bueno, pero no hay un estándar para esta tecnología, además de que ninguno de los productos de esta tecnología son compatibles unos con otros. Los fabricantes pueden unirse e impulsar esta tecnología como el nuevo estándar para el video en casa. Pero la verdad tienen muy poco incentivo para desarrollar la tecnología que pueda superar a la rápida tasa de transferencia de formatos como el USB-C.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *