Cómo elegir el nombre adecuado para mi tienda online

El proceso de digitalización y el aumento en el uso de las nuevas tecnologías ha impulsado el comercio electrónico en los últimos años. Hasta el año 2019, esta fórmula de negocio registraba crecimientos en su facturación que rondaban o superaban el 20% cada año, hasta alcanzar los 50.000 millones de euros en ventas en España en 2019.

Y al igual que en España, este mismo fenómeno se está produciendo en todo el mundo. Muchas pequeñas empresas quieren dar el salto a internet y también muchos emprendedores que inician su aventura mediante la creación de una tienda online, una práctica mucho más económica que una tienda tradicional, por sus ahorros en gastos como alquiler, suministros, empleados, etc.

A todo esto hay que sumar dos estrategias de venta en la red que están adquiriendo mucha popularidad: el dropshipping y el marketing de afiliados. Si bien son diferentes entre sí, y solo el dropshipping es lo que realmente forma parte directa del ecommerce, con ambas se promociona la venta de productos y servicios a través de internet.

Ante esta tesitura, una de las cuestiones que más inquieta a los emprendedores es decidir el nombre de la tienda. Es un parámetro muy importante porque con él se puede conseguir que la clientela recuerde la tienda, conectar con el público objetivo e incluso localice a través de internet la tienda, si es que la tienda y el dominio comparten nombre. Os ofrecemos algunos consejos para tomar esta decisión.

Optar por un EMD, un nombre con dominio exacto

Se habla de EMD cuando el nombre que se selecciona para la tienda coincide con la palabra clave principal del negocio. De este modo, si vas a vender recambios para coches, el nombre del dominio y de la tienda podría ser recambiosparacoches.com.

El dominio es muy importante, este debe ser corto, accesible, fácil de recordar y muy intuitivo. Una de las mejores opciones a la hora de comprar un dominio es Webempresa, te dejamos la url para que puedas comprar tu dominio, webempresa.com/registrar-dominios.html.

Un EMD cumple con todos estos condicionantes y además favorece el SEO de la página. Sin embargo, es un nombre poco representativo y difícil de obtener, pues la mayoría de nichos ya están ocupados y esto dificulta su elección. Recordemos que si un dominio ya está usado, no se puede crear uno exactamente igual.

Hacer uso de la palabra clave pero jugar con combinaciones y declinaciones

Esta fórmula es una variación de la anterior. Continua teniendo las mismas ventajas pero permite ocupar un espacio en internet que, aunque esté muy copado, todavía deja un poco de hueco. Aquí ha de entrar en juego tu imaginación y tratar de poner toda tu creatividad en marcha.

Seguir una buena estrategia de branding ayuda a que el perfil de público potencial conozca la tienda. En este punto es muy importante un buen uso de las redes sociales y la atención al público, ya no solo en las ventas y en la comunicación directa, sino a través del email marketing.

En este sentido, son aconsejables las frases hechas, expresiones con la palabra clave y toda estrategia encaminada a darle un punto de humor y creatividad al nombre de la tienda. No obstante, que no te confunda lo del toque divertido, el nombre ha de representar bien lo que se vende, y si se trata de un sector formal y serio, deberás atender también a esa cuestión.

La localización geográfica o genérica, el TLD

El TLD es lo que va justo detrás del nombre del dominio. TLD son las siglas de Top Level Domain. Las URL están compuestas por tres elementos, el subdominio, el nombre y el TLD. El subdominio es el www, el nombre es la parte central y más importante, y el TLD es la finalización.

Hasta hace unos años los únicos TLD posibles eran .com, .net, .org y algunos más, pero en 2015 se liberaron muchos y la variedad es casi ilimitada. Aun así, los más populares y que mejor se posicionan siguen siendo los mismos, aunque también los más difíciles de usar por estas más seleccionados.

Existen dos tipos de TLD: los geográficos y los genéricos. Los geográficos corresponden a un país por completo y ayudan a que Google solo atienda a búsquedas nacionales. Los genéricos son de ámbito mundial. Ambos tienen la misma posibilidad de posicionarse en su sector. Si tu tienda va a tener un ámbito expandido a ventas más allá de tu país de origen, el dominio mundial puede ser una buena opción.

En cualquier caso, siempre que puedas compra el dominio .com y el geográfico de tu país. De este modo evitarás que otra tienda pueda competir con el mismo nombre de dominio y un TLD más extendido.

Estos consejos son solo los básicos, los imprescindibles, pero existen muchos más, pero recuerda que el nombre del dominio es clave para conseguir visibilidad. Debe ser corto, fácil de recordar, explicativo y ajustado al perfil de audiencia al que quiere atraer. Con estas claves, podrás recibir mucho tráfico web y generar muchas ventas.