Velocidad de subida y de bajada en Internet

Cuando adquirimos por primera vez nuestra cuenta de Internet, el proveedor de servicios nunca nos llega a explicar cuál es nuestra velocidad de subida así como la de bajada que disponemos con aquella que estamos contratando.

De ese factor no llegamos a dar cuenta en el instante en que empezamos a tratar de descargar alguna aplicación, o inclusive a tratar de subir un video a alguno de los portales dedicados a ello, tal como es el caso de youtube.

Cuando investigamos en la red, podemos notar que tecnológicamente todas las cuentas de Internet deberían de tener una velocidad similar tanto en la bajada como la subida de archivos, lo cual no se aplica a lo que llegamos a tener en las cuentas contratadas, algo que podemos confirmar en los diferentes servicios que nos ofrecen hacer un “test de velocidad de Internet“.

El asunto más bien viene a ser un caso de lógica que de tipo tecnológico, basado en el hecho de que la mayoría de usuarios están dedicados a descargar archivos desde la Internet en mayor grado a la cantidad de los que queramos subir, debido a lo cual se considera una tasa de velocidad que va de 2:1, es decir que siempre iba a ser la velocidad de descarga el doble de la velocidad de subida de archivos.

Con esto también lo que se quiere hacer es que no se llegue a saturar el servicio de Internet que tiene cada usuario, pudiendo liberar en algo la velocidad de navegación que éste quiera tener. Por ejemplo, digamos que un usuario determinado desea subir un video al portal youtube, si es que las velocidades de descarga y subida fueran iguales el usuario no tendrá posibilidad de navegar hacia otros sitios de manera libre, pues su cuenta de Internet estaría completamente saturada por estar ocupando todo el ancho de banda del servicio.

En cambio, al ser la velocidad de subida la mitad de la velocidad de descarga, el usuario podrá navegar de una forma moderada por diferentes sitios de Internet mientras se realiza una subida de archivos.