Técnica sencilla para reparar píxeles calientes en tu monitor

La pantalla del ordenador es uno de los dispositivos que puede causar muchos errores forzados y molestos al usuario. Es por esta razón, que debemos cuidarla para evitar los puntos muertos, así como, los píxeles calientes ya que no son estéticos y son bastante molestos. Afortunadamente, podemos realizar un pequeño truco casero para Píxeles dañadosminimizar este desagradable efecto en las pantallas de nuestros ordenadores y se los vamos a describir a continuación.

Píxeles muertos y píxeles calientes 

Los píxeles muertos son zonas de la pantalla, que han dejado de recibir señal eléctrica, por lo tanto, se muestran apagados. Son los mayores dolores de cabeza de los usuarios de monitores modernos. Por lo general, se muestran de color negro sobre la pantalla y son irrecuperables, es decir, no se pueden reparar (lamentablemente), así que si el monitor presenta este tipo de daño, es momento de ir pensando en adquirir un nuevo equipo. Existe otro error de pantalla conocido como píxeles calientes, los cuales, se presentan como puntos con colores llamativos como amarillo, rojo, etc, en varias zonas de la pantalla, esto se debe a las altas temperaturas que experimenta la pantalla. También tenemos los píxeles atascados, los cuales emiten mayor cantidad de electricidad, y por lo general, se presentan con colores verdosos o azules. En este caso, sí tendremos la posibilidad de tratar de reparar el daño con un truco simple que debemos realizar con sumo cuidado para no lastimar la pantalla.

Reparando los píxeles calientes y atascados 

Para repararlos, debemos previamente, tener el monitor apagado y preferiblemente frío, es decir, que no haya tenido actividad minutos antes del proceso. Ahora, debemos tomar un paño de algodón ligeramente húmedo (no saturarlo de humedad, ya que podría dañar el monitor) y presionar sobre el píxel aparentemente dañado. Cuando estemos realizando esta acción, debemos encender el monitor. Luego, dejamos de hacer presión con lentitud sobre el píxel en el cual hacemos la presión con el paño ligeramente húmedo. Si todo sale bien, notaremos como el píxel dañado se repara eliminando el punto de color sobre la pantalla.

Píxeles atascados

Otra forma de tratar de reparar estos molestos píxeles dañados, es utilizando un software especial que lleva por nombre Stuck Pixel Sweeper. Una vez ejecutada esta aplicación, se notará como el monitor comienza a lanzar pantallazos de colores chillones, a altas velocidades, este procedimiento puede restaurar los píxeles que no están funcionando correctamente.

Píxeles muertos

Como podemos ver, son técnicas simples, que a pesar de dar resultados en la mayor parte de las veces, no son 100% efectivas, ya que si el problema persiste, debemos pensar en sustituir el monitor a mediano o corto plazo.