Qué hacer ante la culminación de soporte para Windows XP

La noticia de que Microsoft ya no dará soporte a Windows XP, tiene tiempo rodando por internet, sin embargo, tanto se ha hecho este anuncio, que ya se ha hecho realidad. Los voceros de la Imagenes de Windows XPcompañía de Bill Gates, han lanzado un comunicado a los usuarios, en donde se indica que a partir del mes de Abril de este mismo año (específicamente, el día 8 de Abril), Microsoft, dejará de dar soporte al famoso sistema operativo lanzado en el año 2002, y que ya lleva varias mejoras o pack de repotenciación (SP), siendo todavía uno de los sistemas más utilizados en el mundo.

Ante la definitiva decisión de retirar el soporte técnico a Windows XP, los usuarios de dicho sistema operativo deberán tomar medidas, para evitar que su ordenador quede vulnerable, ya que no se podrá actualizar anti virus, ni tampoco podremos realizar actualizaciones de seguridad, ni instalar parches de mejora, además de que las casas de software, ya no desarrollarán programas y aplicaciones con soporte para Windows XP, por lo tanto, será imperativo realizar los cambios que sean necesarios para poder mantener nuestro equipo operativo, y de manera segura.

Si deseas seguir utilizando Windows en tu ordenador, deberás instalar el Windows 7 en tu equipo, si este ya tiene varios años encima. Para ello, deberás seguramente, realizar alguna mejora de hardware, como adicionar RAM a tu CPU y un disco duro más grande. Es importante tener en cuenta que para instalar Windows 7, debemos tener un procesador de por lo menos 1 GHz de velocidad de procesamiento, 1 GB de memoria RAM y por lo menos 64 MB de video. Por supuesto, que son características mínimas del sistema, lo que hará que funcione un poco lento el ordenador, pero es una de las soluciones. Para trabajar de forma fluida con Windows 7, se necesita por lo menos 2 GB para sistemas de 32 bits y 4 Gb de RAM para sistemas de 64 bits. Además, se recomienda anular la ejecución de Aero, para usuarios con equipos en el límite de los recursos, ya que no soportarán el sistema. Se puede trabajar muy bien sin el famoso Aero.

Logo de Windows XP

Existe otra solución mucho más económica y que permitirá que nuestro equipo trabaje fluidamente y con mucho poder. Por supuesto, estamos hablando del sistema GNU/Linux. Existen muchas distribuciones para Linux, algunas se adaptan incluso para equipos más viejos que los P4, lo que los hace sistemas ideales para equipos de gama baja o bastante viejos. Además, podremos seleccionar distribuciones mucho más potentes y utilizar entornos de escritorio ligeros, para poder ejecutar un sistema estable, poderoso y veloz en nuestro ordenador, sin tener que comprar nada de hardware o elevar la RAM.