Protocolos en Internet: FTP, HTTP y HTTPS

Cuando estamos trabajando en Internet, muchas veces navegamos por uno y otro sitio sin saber qué es lo que estamos explorando y cuáles son las medidas de seguridad que dichos sitios pueden tener.

Es así que, la nomenclatura que se escribe en la parte superior del navegador, puede variar dependiendo del caso en que nos encontremos, siendo los más conocidos aquellos que se identifican como ftp, http y el muy poco visto https.

  • Si hablamos del protocolo ftp, estamos haciendo uso de una carpeta que se encuentra en la red, la cual muchas de las veces puede contener información que está almacenada en los servidores de diferentes empresas, datos que podemos descargar hacia nuestro ordenador como si fuese una carpeta común y corriente a la hora de copiar un archivo.
  • En cambio si al navegar nos encontramos que nuestra dirección de visita a una página web comienza con el protocolo HTTP, seguro que estamos navegando por diferentes sitios que ya se hacen regulares y que no representa “un peligro inminente” a nuestra seguridad.
  • Pero existe otro protocolo parecido al del párrafo anterior, el cual tiene características descritas como HTTPS, donde podremos darnos cuenta que se ha aumentado una letra o carácter, y que no aparece por lo general en todas las páginas web que estamos acostumbrados a navegar.

Hablando del último protocolo que hemos mencionado, es decir el protocolo HTTPS, estos generalmente aparecen cuando la seguridad en este navegador merece especial atención, es decir cuando estamos disponiéndonos a ingresar datos personales para ingresar a determinada cuenta con servicio, algo que es muy común pero que inclusive no nos hemos dado cuenta, y que aparece en las páginas de Yahoo!, Paypal, entre otros más, sitios que nos solicitan que ingresemos un nombre de usuario y una contraseña y que muchos de los casos se nos advierte que son páginas con información cifrada.

En Hotmail aparece también esta última letra que estamos mencionando, pero es por muy cortos segundos que casi no se la llega a apreciar, pero que es muy necesario tomar en cuenta como una medida de seguridad informática como una forma de detección a aquellas páginas falsas que tratan de captar nuestra información, ya que como es muy conocido existen páginas web clonadas que tienen las mismas características de las originales, pero que son reconocidas por un usuario común y corriente así como por profesionales y aplicaciones anti pishing que al no encontrar la letra “S” se delatan como páginas web falsas.