Cómo migrar de Windows a Linux

Si tomaste la decisión de migrar definitivamente de Windows y probar Linux o simplemente deseas tener en tu computadora toda la potencia y versatilidad del sistema operativo Linux, te traemos este tutorial en donde te describimos algunas pautas para migrar de Windows a Linux sin experimentar traumas o dolores de cabeza que eviten que disfrutes de la libertad del software libre.

Migrar a Linux, una decisión sabia

La migración a Linux permite al usuario disfrutar de toda la libertad de la licencia de software libre. Sin embargo, las diferencias entre Linux y Windows pueden causar incomodidad en algunos usuarios, es por esta razón que debe haber una preparación previa a la migración total a Linux y esto es lo que vamos a describir en este artículo.

Como migrar de Windows a Linux.

Como migrar de Windows a Linux. Imagen de: Javier Aroche. Bajo licencia: CC BY 2.0.

Elige una distribución Linux

Quizás el paso más importante en la migración a Linux es escoger la distribución que mejor se adapte a las características de tu computadora y a los recursos disponibles del CPU. Debes investigar mucho, pero para ofrecerte una ayuda te nombramos a continuación algunas distribuciones populares y completamente libres:

Preferiblemente, debes seleccionar una versión Live que te permita evaluar la distribución sin tener que instalarla, para que puedas tomar tu decisión sin presiones.

Aclimatarse a Linux antes de la Migración

No solamente probar el sistema Linux con una distribución Live es importante. También debes utilizar programas que se ejecuten en Windows como VLC, GIMP, Audacity, xChat, entre otros para que te familiarices con el tipo de software que encontrarás en Linux.

Preparar tu computadora para Linux

Una vez aclimatado y estudiado el sistema por medio de una distribución Live, es momento de hacer una copia de seguridad de todos tus datos para evitar pérdidas irreparables de información. Un respaldo completo es la mejor decisión que puedes tomar.

Ahora ya puedes instalar el sistema. Antes debes preparar el BIOS para que arranque desde una unidad óptica o un dispositivo USB según la distribución Linux que escogiste para instalar en tu computadora.

También, debes particionar el disco duro en dos para dar espacio a Linux y mantener tu partición Windows, a menos que desees Linux en todo tu disco duro y eliminar por completo a Windows. Puedes utilizar Partition Magic para esto.

Instalar Linux junto a Windows

Al iniciar la instalación, selecciona la partición recién creada e instala allí Linux. Después de que el disco de instalación configure esta partición, selecciona un sistema de arranque dual para que puedas tener los dos sistemas y la migración sea más rápida y sencilla.

¡Listo! Al finalizar la instalación sólo reinicias el equipo y eliges con cual sistema operativo deseas iniciar sesión.