Linux o Windows

Ya es bastante tiempo que hemos manejado el sistema operativo Windows, que se nos ha presentado casi por costumbre y hemos terminado adaptándonos a él.

linux_vs_windows

Y a pesar de que Windows tiene muchas fallas en todas y cada una de sus versiones, siempre nos inclinamos a elegirlo como nuestra plataforma de trabajo.

Los diferentes desarrolladores de sistemas operativos basados en Linux, tratan de hacer la lucha al grande de la tecnología, Microsoft. Es así que con nuevas versiones de OpenOffice por ejemplo, tratan de hacer que sea compatible con Office de Microsoft para que el usuario se vea inclinado a migrar hacia este sistema.

De entre las diferentes ventajas que existen para elegir Linux están, el poder utilizarlo con seguridad de que nunca se infectará de virus, por tanto tendremos un ordenador más eficiente y rápido. A mas de ello la interface últimamente se ha vuelto más amigable al usuario para tratar de captar la atención.

Si hablamos de Windows, podemos decir que es un sistema operativo más comercial, a diferencia de Linux que es gratuito. Por ello de quienes atacan Windows, pues nadie quiere atacar a un software que es gratuito, por el contrario, se lo apoya.

Pero si muchos no utilizan Linux (Ubuntu, Red Hat entre otros) es por la falta de desarrollo de software profesional, además de la falta de controladores para algunos de nuestros dispositivos o de nuestros portátiles.

Así por ejemplo si hablamos en Windows de un sistema de Edición Digital, tenemos muchos en la lista para poder elegir, en cambio en Linux se desarrolló uno hace un tiempo atrás (el MainActor) pero sin mucha acogida.

En sí la diferencia entre Linux y Windows es inmensa, pero la falta de software para aplicaciones específicas es lo que hace al usuario inclinarse hacia una plataforma que, con errores, pero tiene material para trabajar.

No estoy a favor de Windows, ni en contra tampoco, pero llega un momento en el cual hay que evaluar nuestro trabajo versus aplicaciones y si un sistema, con fallas y todo nos sirve, pues solo es cuestión de llevar una cultura con la que podamos sobrellevar tales problemas.