¿Las redes sociales dejaron a un lado el email marketing? 

Hasta hace un par de años el correo electrónico era una de las herramientas de marketing preferidas de las empresas para llegar directamente a sus clientes, pero gracias a la irrupción de las redes sociales las marcas encontraron allí un nicho mucho más importante y efectivo.

¿El marketing por correo electrónico está muerto? La respuesta es no, sino que sigue siendo una herramienta útil siempre y cuando se utilice bien y las empresas logren combinar su plataforma publicitaria de correos con la de redes sociales.

El marketing por correo electrónico en la era de las redes sociales

Después de décadas en que la comunicación electrónica tenía como principal medio al correo electrónico, hoy las redes sociales y aplicaciones de mensajería móvil le compiten mano a mano y en cierto segmentos incluso la superan. El marketing vía e-mail es más que el solo enviar correos masivos, sino que también el establecer una campaña coherente con las preferencias, necesidades y formas de interactuar con la información por parte de las personas.

¿Qué se busca en un e-mail de marketing hoy? La mayoría de las empresas quieren que la persona interactúe con los contenidos y no solo los lea, allí entran las combinaciones con redes sociales tratando de crear un ecosistema que atrape la atención de los clientes.

Un error muy común es el envío excesivo de correos. Según el sitio dedicado al marketing online Hubspot, un 86% de los consumidores quiere recibir emails de empresas con las que interactúa al menos una vez al mes y solo un 15% indica que la agradaría una comunicación semanal.

Si bien un buen perfil de marca en redes sociales mezcla texto, imágenes y otros materiales multimedia, el correo electrónico debe ser más recatado, el mismo medio indica que a mayor cantidad de fotos, menor porcentaje de interacción de los lectores con los enlaces y otro material presente en el mensaje.

Otro punto a considerar por parte de quienes hacen marketing por correo electrónico, es que la mayoría de las persona abren sus e-mails desde sus dispositivos móviles. Las redes sociales se adecuaron a este formato y lo aprovechan a fondo, pero en el mundo del e-mail falta introducir cambios.

Más del 80 % de los usuarios de correo electrónico los abren desde sus teléfonos móviles, por lo que adecuar el formato de los e-mail para aprovechar bien las características de la interfaz de los smartphone sin requerir un consumo excesivo de recursos y ancho de banda es necesario.

Asimismo, las estadísticas indican que los correos enviados a media mañana, aproximadamente 11 a.m, reciben una mayor interacción por parte de sus receptores. Lo contrario ocurre con los recibidos al final de la tarde, después de las 5 p.m, período en que el también se dan la mayor cantidad de cancelaciones a suscripciones de correo.

La transición a correos creados especialmente para los gustos y forma de visualización del usuario de hoy, además de adecuar la cantidad de mensajes y cómo estos guía al receptor a otras herramientas de marketing online como las redes sociales es hoy el principal desafío para las compañías.

Las redes sociales y el correo electrónico pueden coexistir, es más, la efectividad de ambos sube cuando el trabajo es conjunto en una tendencia que cada vez se hará más fuerte y marca el futuro del marketing online.