Instalar un disco SSD en un Notebook paso a paso II

En la primera parte de este artículo, preparamos el ordenador portátil, para realizar la clonación de disco y poder migrar de un disco duro tradicional a un disco SSD. Ahora, veremos cómo realizar dicha clonación, de manera sencilla y paso a paso, para luego, realizar el cambio de discos y tener a nuestro portátil funcionando con un disco SSD de última generación, lo que elevará el rendimiento de nuestro equipo. Instalar un disco SSD en un portátil

Segundo paso: Realizar la clonación de disco 

Una vez que tengamos instalado en nuestro ordenador el software de clonación (para el ejemplo, se utilizó el Macrium Reflect Free, pero pueden utilizar el que más les agrade, aunque el procedimiento variará un poco). Lo ejecutamos y en la parte superior de nuestro programa, veremos las particiones de nuestro disco duro y en la parte de abajo el disco de destino (si utilizamos el Macrium). Una vez en el menú principal, debemos buscar la opción Clone. Al hacerlo, notaremos como el sistema nos hace una pregunta de verificación, diciendo algo como si estamos de acuerdo en la operación. Elegimos el disco de destino (nuestra unidad SSD) y aceptamos. El proceso de clonación iniciará. Recordemos que puede tardar un poco (sobre todo, si utilizamos un case con entrada USB 2.0).

Una vez que culmine el proceso de clonación de las particiones de nuestro disco duro, en el nuevo disco SSD, estamos listos para proceder a realizar el cambio de disco en nuestro portátil. Para hacerlo, debemos sacar el disco duro tradicional que tenemos instalado en el ordenador.

Tercer paso: Cambiando los discos 

Desconectar el disco duro

Para cambiar los discos, debemos desconectar el disco SSD y apagar el ordenador portátil. Una vez hecho esto, colocamos suavemente el portátil boca abajo sobre una mesa y desatornillamos la tapa posterior, de manera, que podamos acceder al compartimiento interno, en donde se encuentra el disco duro.

Colocando el disco SSD

Una vez que ubiquemos el disco duro, debemos desatornillar los anclajes y con cuidado, desconectar el cable de datos que va a la placa madre del portátil y el cable de poder que viene de la fuente. Retiramos el disco duro del portátil y colocamos sobre una superficie dura y segura, como la superficie de una mesa. Luego, debemos colocar el disco SSD en el lugar en donde estaba el disco duro, lo conectamos al portátil, lo aseguramos con los tornillos, y luego, atornillamos la tapa posterior del portátil.

La colocamos nuevamente en posición de trabajo y encendemos el equipo, si todo ha ido bien, funcionará a la perfección, observándose una mayor velocidad de transferencia de archivos, lo que elevará el rendimiento del portátil.