Instalando una nueva unidad óptica

La mayoría de los ordenadores cuenta con una unidad óptica, ya sea de CD o DVD e incluso, de Blu-ray. Sin embargo, podemos ir añadiendo nuevas unidades ópticas, según nuestros requerimientos, o cambiar las que ya tenemos para obtener un mejor rendimiento u, optar por mejores prestaciones de grabación y lectura. Hoy, veremos cómo instalar una nueva unidad óptica.

Unidad óptica

Figura 1: Unidad óptica

Preparar los materiales necesarios

Lo primero a tener en cuenta para realizar la tarea de instalar una nueva unidad óptica, es contar con los materiales necesarios para realizar la tarea y no quedarnos a mitad de camino durante el proceso. Lo que necesitamos para realizar la instalación, son los siguientes implementos:

  • Unidad Bahía de 5 ¼ pulgadas (esta no es necesaria si lo que vamos a realizar es un reemplazo de la unidad óptica).
  • Un cable de datos que puede ser IDE o SATA, según nuestros requerimientos.

Por supuesto, debemos contar con un destornillador (desarmador) y unos 4 tornillos para fijar la unidad al CPU y por supuesto, mucha paciencia.

Cable de datos

Figura 2: Cable de datos

Preparando el equipo para la instalación

Preparar el equipo para la instalación de una unidad óptica es bastante sencillo. Lo primero que vamos a realizar, es apagar por completo el ordenador y retirar el CPU a una mesa donde podamos trabajar cómodamente.

Luego vamos a abrir el CPU y dejar al descubierto el interior del PC. Debemos asegurarnos antes de abrir que no quede ningún cable externo conectado al CPU, luego, ubicamos la unidad óptica (si la deseamos cambiar) o un lugar en el rag de dispositivos del CPU. En el caso de instalar una unidad óptica extra, debemos colocarla arriba o debajo de la unidad que ya tenemos instalada para aprovechar al máximo el cable de datos.

Debemos verificar que contamos con suficientes conexiones de poder por parte de la fuente. En el caso que no las tengamos, tendremos que sacrificar un dispositivo o buscar una fuente de mayor capacidad que pueda ser soportada por nuestra placa madre. Ahora, estamos listos para la instalación.

Cable de conexión de energía

Figura 3: Cable d econeión de energía

Debemos recordar que tenemos que trabajar sobre una superficie limpia y aislada de electricidad estática, para evitar daños a los equipos. Es por esta razón, que es recomendable utilizar un kit antiestático o conectar muy bien a tierra el equipo con el que vamos a trabajar.

Instalando nuestra unidad óptica

Lo primero que vamos a realizar, en el caso de reemplazar la unidad óptica, es desconectar todos los cables de dicha unidad y proceder a quitar los tornillos que la fijan al CPU. Luego, la retiramos y colocamos la nueva unidad y la atornillamos al CPU.

En el caso que deseemos incluir una nueva unidad, lo que debemos hacer es colocar la nueva unidad sobre un espacio libre sobre o debajo de la unidad que tenemos instalada previamente, y atornillar hasta fijarla en el CPU.

El siguiente paso, es colocar los jumpers necesarios para configurar correctamente las unidades. Si vamos a quedarnos con una, sólo la colocamos en modo “Master” o dejamos la que tenía la unidad ya instalada por defecto. Si son dos unidades, podemos colocar como “Slave” a la segunda unidad, o colocarla como “Cable Select”. Estos datos se encuentran en la placa de las unidades ópticas. De esta manera, podemos crear una configuración acorde a nuestro equipo.

Parte posterior de una unidad óptica

Figura 4: Parte posterior de una unidad óptica

Una vez que tengamos completamente fija la unidad a nuestro CPU, es momento de ubicar una bahía de 5 ¼ pulgadas en la placa madre para conectar el cable de datos. Esto, sólo en el caso de adicionar una unidad óptica nueva. Si sólo vamos a reemplazar la unidad anterior debemos utilizar el mismo cable que teníamos instalado.

Ahora, es momento de conectar el cable de datos a la unidad, utilizamos el conector del extremo para la unidad que acabamos de instalar en el caso que tengamos una sola. Si tenemos dos unidades ópticas, la principal tendrá el conector externo y el conector del medio irá puesto en la nueva unidad.

Es momento de conectar los cables de poder o conectores Molex a cada una de las unidades ópticas, y ya tendremos lista nuestra instalación, sólo resta realizar una prueba de funcionamiento.

Antes de cerrar el CPU, debemos verificar que no dejamos ningún cable obstruido en cualquier ventilador del CPU, y una vez que chequeemos que todo está en orden, cerramos el CPU y lo conectamos al monitor y al resto de los dispositivos, y por supuesto, a la corriente eléctrica.

Luego, encendemos y verificamos el funcionamiento de nuestra nueva unidad. En el caso que el ordenador no la reconozca, re-iniciamos e ingresamos en el BIOS del PC y buscamos la opción de reconocimiento automático de Hardware, la buscamos y aceptamos los cambios, volvemos a re-iniciar y ya tendremos instalada nuestra nueva unidad óptica.