Creando un dispositivo de rescate USB

Los discos de rescate o discos de arranque, son utilizados para recuperar o reparar errores que no permiten que el sistema inicie correctamente. Por lo general, son discos ópticos que contienen el sistema y trabajan de manera Live, es decir, son discos booteables.

Existe una manera alternativa de crear este tipo de sistemas en una memoria flash USB, lo que nos permite ahorrar espacio, ya que podemos llevar dicho sistema en un bolsillo y protegerlo mejor ante los embates del ambiente. En este artículo, veremos cómo crear un dispositivo de rescate USB de manera sencilla en nuestro equipo.

Memoria flash USB

Importancia de los dispositivos de rescate del tipo USB

Cuando deseamos realizar el formateo de algún equipo que no cuente con unidades ópticas o de disquete, es recomendable contar con este tipo de elementos USB. También, pueden utilizarse en sistemas que han sido neutralizados por ataques cibernéticos o por daños físicos en donde la unidad de disco está dañada, pero los disquettes son insuficientes, siendo necesario contar con un dispositivo de rescate USB. Por supuesto, el factor comodidad hace atractiva la idea de llevar el sistema de arranque y rescate de Windows en un pequeño dispositivo de bolsillo.

Preparando el ordenador

El primer paso para poder iniciar o restaurar un sistema a través de dispositivos USB, es lograr que el equipo tenga unas características específicas, las cuales podemos clasificar en tres:

  • Debe poseer por lo menos un puerto USB.
  • Se debe modificar el BIOS para que pueda iniciar directamente desde el puerto USB.
  • Contar con una memoria USB booteable.

El primer punto de esta lista es prácticamente seguro, ya que en la actualidad todos los ordenadores cuentan con conectores USB. El segundo punto es bastante simple, para lograrlo, debemos ingresar en el BIOS del sistema, seleccionar la opción de arranque y ordenarle al BIOS que inicie primeramente desde el conector USB. El tercer punto, lo vamos a detallar más adelante con lujo de detalles.

Memorias flash USB

Como podemos ver, preparar el ordenador para ser arrancado desde una memoria USB es bastante simple, ahora sólo resta crear nuestro dispositivo de memoria flash para que pueda arrancar un sistema como si fuese un LiveCD.

A Booteable USB

A Booteable USB, es un pequeño programa muy utilitario, que vamos a usar en este tutorial para crear nuestros dispositivos USB de arranque. Debemos destacar que este programa no es el único que existe en su género, pero si es uno de los más completos que existen.

A Booteable USB es una aplicación completamente autoejecutable, es decir, que no requiere instalación alguna en nuestro Windows y que puede crear memorias flash USB de arranque para sistemas Vista, Windows Server 2008 y Windows 7, siendo una herramienta bastante completa y atractiva.

Es una herramienta ligera y completamente libre que podemos encontrar gratuitamente, ya que cuenta con una licencia de uso del tipo freeware, lo que nos permitirá utilizarla ilimitadamente en cualquier equipo que deseemos.

Para crear el dispositivo USB de arranque, necesitamos que dicho dispositivo tenga una capacidad mínima de 4GB, y por supuesto, tener la imagen .iSO del sistema operativo a utilizar, en nuestro caso Windows 7.

Creando el dispositivo USB de rescate

Ahora, es momento de crear nuestro dispositivo de rescate USB. Para ello, debemos ejecutar el programa A Booteable USB que hemos descargado previamente, luego, se desplegará por pantalla una ventana emergente que es el área de trabajo de la aplicación.

Creando memoria USB de rescate

Una vez que tengamos la ventana emergente en la pantalla, es momento de ubicar el dispositivo USB, para ello, debemos hacer clic en el botón “Check USB”, de modo, que podamos verificar si la memoria USB está conectada o no.

Después de verificar que se encuentra conectada la memoria, es momento de realizar el formateo. Para hacerlo, debemos clickear sobre el botón “Format USB”, al culminar este paso estaremos listos para crear el dispositivo booteable.

El siguiente paso, consiste en seleccionar la imagen .iso del sistema que deseamos instalar en el dispositivo USB, o en su defecto, el DVD de instalación, cualquiera de las dos opciones nos servirá. Una vez seleccionada la ubicación del archivo, es momento de hacer clic sobre el botón “Start” y esperar a que el proceso culmine exitosamente.

Una vez culminado el proceso, ya tendremos listo y en nuestro poder el dispositivo de rescate USB. Ahora sólo falta probarlo, para ello, debemos re-iniciar el equipo y esperar que cargue directamente desde  el puerto USB el inicio de sesión, como una unidad de rescate o de arranque portable.

Este procedimiento es bastante sencillo, pero muy importante, ya que nos permitirá crear dispositivos extra de rescate que podemos llevar a cualquier parte, y utilizar casi en cualquier ordenador para realizar las tareas de recuperación de manera rápida e intuitiva.