Configuración y clave de acceso perdidas

En muchas ocasiones hemos entrado a la BIOS de nuestro ordenador para variar determinadas opciones que nos pueda ayudar a que él sistema operativo y el ordenador funcionen de acuerdo a lo que nosotros deseamos.

biosmainmenu

Las funciones más generales que se suelen modificar en la BIOS del ordenador son el orden de arranque de los dispositivos que tenemos instalados, así también poder colocar una contraseña de acceso a la BIOS para que nadie pueda modificar lo que nosotros hemos realizado.

Pero puede darse el caso de que un usuario modifique opciones más allá de lo que él presume conocer, lo que no debería dar ningún tipo de problema si es que está bien realizadas; pero si ha elegido mal la secuencia de arranque de los dispositivos, así como también varía con la velocidad de los puertos USB y por último ha colocado contraseñas de administrador, el sistema operativo podría tener determinadas fallas en la búsqueda de dispositivo usado para el arranque y de la lentitud en los puertos USB, lo cual necesita ser corregido de forma inteligente.

Lo único que debemos de hacer es entrar nuevamente a la BIOS del ordenador para elegir la configuración de fábrica que viene con él ordenador; pero hemos olvidado la contraseña no podemos realizar ninguna acción para corregir las fallas contenidas en la BIOS, algo que va a representar muchos problemas si queremos entrar al cerebro mismo del ordenador.

cmos360

Ya que las soluciones por software no son posibles, debemos de buscar una solución por hardware; para esto simplemente tenemos que destapar la carcasa del ordenador y buscar el jumper identificado como CMOS, en el cual nos indicará las posiciones a modificar para diferentes funciones. Por lo general la posición jumper se encuentra en uno y dos. Debemos entonces de apagar el ordenador y varía las posiciones del jumper a los pines dos y tres; con este cambio de posición del jumper, en ordenadores actuales al prenderlos nuevamente entrará directamente a la BIOS, pudiendo modificar todas las opciones a las de fábrica, seguidamente deberemos de grabar los cambios realizados presionando la tecla F10. El ordenador nos indicará que lo apaguemos y que volvamos a la posición original al jumper que habíamos tratado anteriormente.

Este es un proceso bastante sencillo que no implica la utilización de un software especial que gestione los cambios que hemos realizado.