Conectarse a internet por cable o 3.5G

Hoy en día es fácil poder conectarse a internet por cualquiera de los medios que nos presenta la más reciente tecnología, pero cabría la pregunta, ¿hasta que punto es bueno utilizar lo más reciente de esta tecnología?

3.5G

Por mucho tiempo hemos utilizado la mayoría de los usuarios a la típica conexión ADSL o por medio de cable, como se lo podría definir de una manera más coherente para diferencias un poco a aquella inalámbrica como es la 3.5G, sin querer decir a la que se conecta por medio de Wireless con un Router inalámbrico.

¿Cuál es la más conveniente de usar?

Es una pregunta muy relativa que implica un gran análisis para cada uno de los usuarios, ya que todo depende del tipo de trabajo o del uso que quiera realizar una persona en la navegación por el internet.

Digamos que todo se reduce a la cantidad de MB que el usuario piense intercambiar con internet, ya que en muchos de los casos la conexión del tipo 3.5G a pesar de tener un costo bajo en la actualidad, no es tan ilimitada como suelen mencionar algunas empresas proveedoras de internet.

Esto se justifica en el hecho de que la conectividad 3.5G pasa el MB de ancho de banda, lo cual es una gran ventaja para el internauta, pues podrá navegar con gran fluidez en cuanto a velocidad de transferencia de datos, teniendo como ventaja adicional que como es del tipo de tecnología USB puede ser usada en nuestro ordenador portátil, ya que por sus características se presta para usuarios que están en continuo movimiento.

Pero, como todo en la vida existe uno siempre, si el usuario llega a sobrepasar el límite permitido por la empresa, límite que muchas de las veces está entre el 1 a 2 GB, la velocidad de navegación para el usuario bajará rotundamente, por lo general a 256 KB, algo que ya no se ve tan atractivo para el usuario.

¿Pero porque consumiría más de 1 GB?

En realidad eso es algo que el usuario debe de analizar profundamente, ya que si usa el internet para multiples descargas, largas video conferencias, mensajería instantánea entre otros más, seguro que llegará y pasará el límite permitido; pero si el usuario solo usa internet para revisar correo electrónico así como enviar a los mismos, le podría ir bien tener una conectividad 3.5G.

En conclusión, si el usuario considera que en el trabajo que realiza va a pasar el límite permitido, se puede recomendar que use la tradicional ADSL o por cable, ya que no tiene limite de transferencia presentando además mucha estabilidad en la conectividad a internet.