Cómo protegerse de los troyanos

Los troyanos son algunas de las amenazas más comunes que acechan a los equipos informáticos que se encuentran conectados a Internet. Diariamente, se realizan miles de millones de infecciones con este tipo de software malicioso que tiene como objetivo principal, permitir que un usuario externo pueda infiltrarse en nuestro sistema. Hoy, veremos cómo protegernos de los troyanos, utilizando algunos tips interesantes para mantener nuestros ordenadores libres de este tipo de malware.

troyanos

Figura 1: Troyanos

Troyanos

Lo primero que vamos a hacer es definir lo que se conoce como Troyano o Caballo de Troya. Este es un tipo de software malicioso que se oculta en cualquier tipo de software legítimo, emula este tipo de programas o viene oculto dentro de un archivo infectado. Así, una vez ejecutado dicho programa o archivo, se libera un software que puede ocasionar daños a nuestro ordenador o abrir puertas traseras de seguridad en el sistema para permitir que un atacante externo pueda ingresar a dicho sistema sin inconveniente alguno.

Cómo funciona un troyano

Los troyanos están integrados por un cliente que se instala en el PC del atacante, un servidor que se aloja en el PC infectado y una cantidad de paquetes que son utilizados para lograr violentar los sistemas de seguridad del equipo atacado. Una vez activado el servidor, este puede ser accedido desde un equipo remoto para tomar el control del PC infectado.

antivirus2

Figura 2: Protección anti troyanos

Propósito del troyano

  • Utilizar los ordenadores como parte de una botnet.
  • Tomar el control del PC.
  • Instalar programas específicos.
  • Robar datos personales.
  • Secuestrar contraseñas.

Cómo protegernos de los troyanos

Debemos contar con muy buenas prácticas de conexión a Internet y evitar abrir archivos sospechosos o que provengan de usuarios que no conozcamos, o que se adicionen directamente al Messenger.

Software Anti Virus

Figura 3: Software Anti Virus

Otra acción que podemos tomar, es evitar descargar archivos que no conozcamos o que se encuentren en sitios web extraños, así como, instalar preferiblemente software descargado de los sitios oficiales de las herramientas a instalar.

También, es recomendable tener un buen anti-malware, y un anti-spyware y mantenerlos bien actualizados, para evitar que los sistemas sean infectados por este tipo de amenaza.