Cómo poner una marca de agua

Cuando tenemos mucho material fotográfico y lo deseamos publicar en cualquiera de los servicios de redes sociales o incluso en nuestra propia página web, podemos correr el riesgo de que esas fotografías puedan ser utilizadas por otras personas para otros usos para los cuales no fueron fabricadas.

WinWaterMark-02

¿Pero qué tal si disponemos de una gran cantidad de fotografías?, pues para poder marcar a cada una de ellas sería una tarea muy laboriosa que terminaría con nuestro trabajo en un corto tiempo.

La mayoría de gente se ha guiado por manejar aplicaciones dedicadas a un procesamiento grande o profesional, tal como es el caso del Adobe PhotoShop, mismo que en realidad es bastante avanzado como para insertar una pequeña marca a nuestro material.

Una aplicación sencilla que puede ahorrarnos mucho trabajo y esfuerzo para lo que hemos mencionado es la llamada WinWaterMark, misma que se la puede descargar de su link de la página oficial para ser evaluada por un tiempo, luego del cual se puede adquirir comprándola ya que es una versión comercial.

WinWaterMark-03

Una vez descargada e instalada la versión de WinWaterMark, al ejecutarla podremos interactuar con el interface que se nos presenta de una manera muy amigable, ya que primera instancia podemos ver unas instrucciones en la parte baja del programa que mencionan lo siguiente:

  • Adicionar un o varias imágenes
  • Adicionar un texto o una imagen para aplicar como “marca de agua
  • Rotar, cambiar de tamaño o cortar una sección de nuestro interés, si es necesario
  • Defina un marco para la foto, si es necesario
  • Por último, seleccione el nombre y el directorio a donde desea guardar el archivo.

Con estos pasos mencionados por el mismo software se queda muy clara la forma de cómo usar el WinWaterMark. Así podemos detallar un poco diciendo que es posible elegir entre una imagen, varias imágenes o toda una carpeta de imágenes para que sean procesadas.

El texto que pongamos puede ser personalizado por nosotros, ya que podemos cambiar el tamaño del texto, utilizar una fuente de nuestro gusto, dar una determinada transparencia y ubicarla en un lugar que sea de nuestro agrado.

Es posible dar un marco a nuestras fotografías, así como también poder rotarlas, tanto a las fotografías como a los elementos de “marca de agua” que se quiera insertar.

Los procesos mencionados son bastante rápidos como para poder trabajar con lotes de imágenes que deseemos que tengan todas el mismo aspecto en cuanto al formato de marca que propongamos.