Como limpiar una fuente de poder

La fuente de poder, es uno de los elementos fundamentales para el funcionamiento de un ordenador o de un portátil, ya que sin este elemento, no tendremos energía para hacer funcionar el equipo, por lo tanto, no podremos encenderlo ni trabajar con el. Es por esta razón, que su buen funcionamiento es vital para el usuario. Para mantener a la fuente de poder funcionando de manera eficiente, es necesario hacerle mantenimiento y limpieza con cierta regularidad. Además, es importante protegerla dé picos eléctricos con un buen regulador de voltaje o UPS. Seguidamente, veremos cómo limpiar nuestra fuente de poder de manera sencilla y cómoda.

Primer paso (preparar el equipo) 

El primer paso que debemos dar para la limpieza de la fuente de poder, es apagar el equipo y desconectar el CPU de la toma de corriente. Una vez hecho esto, esperaremos por lo menos 20 minutos para que se enfríe y se estabilice el dispositivo.

Fuente de poder lista para limpiar

Luego, desconectamos todos los periféricos y colocamos el CPU sobre una mesa, en donde podamos trabajar con comodidad. Retiramos los tornillos de la tapa del case y procedemos a retirarla, hasta que quede expuesta toda la parte interna del ordenador.

Retirando la tapa a la fuente de poder

Segundo paso (retirar la fuente del CPU) 

Ahora, debemos desconectar la fuente de cada uno de los dispositivos internos del CPU y de la placa madre. Una vez hecho esto, tenemos que destornillar la fuente del case y retirarla del CPU para colocarla sobre la superficie de la mesa de trabajo, y comenzar el proceso de limpieza.

Tercer paso (limpieza de la fuente) 

Retirando el disipador de la fuente de poder

Es el momento de la verdad. Lo que tenemos que hacer es destapar la fuente, para ello, retiramos los tornillos que la mantienen cerrada. Luego, retiramos la tapa de metal y quedarán expuestos todos los circuitos que integran dicha fuente. Ahora, limpiamos la tapa con un paño seco y dentro de la fuente con un pincel suave y con aire comprimido. Una vez que retiremos el polvo, podemos limpiar el disipador, retirándolo y limpiándolo con un paño seco, un pincel y aire comprimido, lo aceitamos y volvemos a instalar dentro de la fuente.

Cuarto paso (instalando la fuente) 

Limpiando la fuente

Luego de limpiar la fuente, es momento de colocarle nuevamente su tapa metálica y finalmente, atornillarla nuevamente dentro del CPU. Después, hay que colocar los cables que salen de la fuente a cada uno de los dispositivos internos del CPU y a la placa madre, y por último, cerramos el case y lo colocamos nuevamente sobre su lugar de origen, enchufamos al CPU todos los periféricos, lo conectamos a la corriente eléctrica y encendemos el equipo. Con este último paso, hemos culminado con la limpieza y mantenimiento de nuestra fuente de poder.