¿Cómo configurar Port Forwarding?

Figura 1: Configurar NAT

En un artículo anterior, estuvimos hablando sobre lo qué es el Port Forwarding, hoy veremos cómo configurar el Port Forwarding en un router Linksys. El procedimiento es similar en otros routers, por lo que la técnica de configuración es válida para cualquier otra marca de router.

Recordemos que el Port Forwarding, no es otra cosa que abrir los puertos de la red privada para que cualquier usuario externo pueda acceder a un servicio interno y a los datos de un usuario o terminal específico.

Durante el proceso de configurar el Port Forwarding, tendremos que manipular las opciones del router directamente desde el menú de opciones de éste, al cual ingresaremos mediante nuestro navegador web. Una vez abierto el menú, debemos incluir la dirección IP del router e ingresar suministrando el login y el usuario del administrador. Seguidamente, estaremos dentro del menú de configuración del router.

Dentro del menú de configuración del router, buscamos la pestaña “Applications and Gaming,” e indicamos que el puerto del servidor web del ordenador (80), es el mismo puerto 80 del router.

Figura 2: Abrir puertos

Ahora, estamos listos para configurar el firewall del router, que es el que se encargará de vigilar el flujo de información a través del puerto o de los puertos que estamos abriendo. El firewall se configura con la finalidad de no permitir entrada ni salida de información a través de los puertos abiertos, sin el permiso o aprobación del administrador. Los puertos abiertos en el cortafuego, deben ser los mismos puertos que hemos abierto en el router o la protección no tendrá efecto.

Figura 3: Configuración de Port Forwarding

Recapitulando, lo que debemos hacer para configurar el Port Forwarding, es lo siguiente:

  • Entrar al menú de configuración del router.
  • Buscar la opción de modificación NAT del router. La opción de modificación, varía de acuerdo al modelo y la marca del router. Si no conoce la ubicación de esta opción en el menú, diríjase al manual de usuario del equipo para obtener la ubicación exacta de la configuración NAT.
  • Seguidamente, procedemos a realizar la configuración del Port Forwarding, abriendo los puertos de red que requerimos mantener abiertos para la comunicación con equipos externos.
  • Salvamos los cambios realizados.
  • Configuramos el Firewall para proteger el resto de los puertos y creamos condiciones de seguridad, para que se puedan establecer conexiones a través de los puertos abiertos.
  • Salvamos los cambios realizados.
  • Al finalizar todo el proceso, reiniciamos el router para que todos los cambios tengan efecto.