Cómo actualizar tu disco duro externo a USB 3.0

Actualizar tu disco duro externo, puede ser una opción para acelerar la transferencia de archivos desde este dispositivo de almacenamiento masivo externo, haciendo mucho más eficiente el funcionamiento del ordenador. Para realizar este procedimiento, vamos a necesitar un disco duro externo de conexión USB 2.0 y unos 15 USD, para poder convertir nuestro actual disco duro externo en un súper veloz disco externo USB 3.0.

Disco duro externo USB 2.0

Disco duro externo USB

Mejorando la transferencia de archivos con un disco duro externo 

Utilizar la velocidad que ofrece la tecnología USB 3.0, es un paso adelante en las actualizaciones que debemos realizar a nuestro ordenador. Sobre todo, si no tenemos pensado adquirir una unidad USB 3.0 de almacenamiento masivo, ya que suelen ser bastante costosas. Para aprovechar esta velocidad que ofrece la tecnología USB 3.0 en nuestro disco duro externo USB 2.0, lo que tenemos que hacer es lo siguiente:

Primeramente, adquirimos una nueva caja o case para nuestro disco duro externo. Lo podemos conseguir en cualquier tienda de computación, los precios varían desde los más baratos que rondan los 15 USD hasta los que pasan de 50 USD. Una vez que tengamos en nuestro poder la nueva caja, debemos desatornillar la caja de nuestra unidad USB 2.0, retiramos el disco duro y lo instalamos en la nueva caja, siguiendo las instrucciones del manual de usuario, con mucho cuidado de no dañar la unidad de almacenamiento externo.

Caja para disco duro externo

Caja para disco duro externo

Luego, atornillamos nuevamente y podremos disfrutar de la nueva interfaz USB 3.0, mucho más veloz y eficiente que la anterior (USB 3.0), mejorando la transferencia de datos.

Datos a tomar en cuenta antes de la actualización del disco externo 

Es necesario asegurarnos que la caja coincida con el tamaño del disco duro externo. Si es un disco antiguo, su tamaño debe ser de 3,5 pulgadas, de preferencia SATA, de no ser así, podemos tener inconvenientes en encontrar una caja con tecnología USB.

Si el disco es de 2,5 pulgadas (mucho más moderno), es importante tener en cuenta su altura, para no tener inconvenientes con las dimensiones de la caja seleccionada.

Disco duro USB 3.0

Dispositivo de almacenamiento externo USB

Ahora, sólo resta elegir entre una caja de plástico o de aluminio, esto dependerá del uso que le demos y de la capacidad de protección anti golpes, que deseemos tenga la caja para resguardar nuestro disco duro externo.

También, debemos recordar, que no solamente podremos aprovechar un disco duro externo con esta tecnología, sino que podremos utilizar cualquier disco duro del tipo SATA que tengamos por allí. De modo, que podremos sacar provecho de dispositivos viejos, adicionándoles la tecnología USB 3.0. Como pueden ver, una actualización rápida, simple, económica y versátil, que incluso nos permitirá aprovechar cualquier otro disco duro que tengamos por allí, como unidad de almacenamiento flash para nuestro ordenador.