Archivos DLL, su manipulación (segunda parte)

Como se mencionó en la primera parte dedicada a los archivos DLL, estos archivos ocultos tienen su importancia en las aplicaciones que vayamos a instalar.

archivosdll2

Así que hay que saberlos reconocer para poder hacer una adecuada manipulación, pues si se nos pide reemplazar un archivo DLL por otro similar de una versión actual, esto conlleva a muchas consecuencias.

Si se reemplaza un DLL nuevo por uno de versión antigua, seguro que las aplicaciones que lo utilizan se volverán inestables e incluso terminarán cerrándose automáticamente; pero si tenemos el caso contrario, de que un DLL nuestro lo reemplazamos por uno más actual, el problema pueda que no afecte a la aplicación sino mas bien a al sistema operativo que podría no estar preparado para esta versión. Para conocer la versión de un archivo DLL lo único que tenemos que hacer es localizarlo y darle click con el botón derecho del ratón y analizar en sus propiedades la versión a la que pertenece.

Muchos de los archivos DLL no se reflejan como podríamos pensar con una extensión .dll, sino que por ser comandos de ayuda para las distintas aplicaciones, pueden tener también otro tipo de extensión, sea .drv, .exe, .ocx, .vxd y en fín, muchas formas variadas, ya que depende de cómo lo hayan estructurado los diseñadores de la aplicación.

archivosdll1

Si alguien ha manipulado mal estos archivos y lo ha borrado sin saber que había afectado a su sistema (sea software o sistema operativo) lo que tiene que realizar es una búsqueda en internet colocando el nombre exacto, por ejemplo en google.com podría ponerse “archivo.dll download” con lo que se le direccionará de inmediato al sitio que lo disponga.

Hoy en día no es difícil poder solucionar estos problemas, pues en tiempos pasados si había la necesidad de formatear el equipo e instalar todo desde el inicio. Hoy gran parte de archivos e información, como la que estamos dando, se encuentra en internet y en sitios dedicados a una culturación para el usuario.