7 maneras de dañar nuestro ordenador

Muchas personas creen que por haber leído mucho en internet sobre tecnología y trucos sobre ordenadores, pueden convertirse en cuestión de horas en un profesional que solucione los problemas más desconocidos y complicados que puede haber.

computador-estropeado

Claro que cuando los errores que nos muestra nuestro ordenador son sencillos, podemos buscar una solución simple y sencilla, tal como por ejemplo una desinfección simple de virus, desfragmentación de disco o el borrado físico de una clave.

Pero hay problemas que no son tan sencillos de seguir ni de aplicar por cuenta nuestra y que en lugar de solucionarlos, podríamos estar terminando la vida útil del ordenador. Por ello daremos 7 situaciones o alternativas si un usuario quiere quedarse sin su ordenador.
1). Dejar el ordenador en manos de niños pequeños. Éste es un factor que muy comúnmente caen muchos padres, ya que los niños en sí son inquietos y no saben para que sirve tal o cual dispositivo adjunto al ordenador. Por ello se recomienda que ellos manejen un ordenador de segunda mano, mismo que será dedicado para ellos y para su aprendizaje en sus primeros pasos en la informática.
2). Actualización del BIOS. Éste es un paso muy desastroso para muchos, ya que al hacerlo de manera incorrecta, el cerebro de ordenador puede quedarse sin funcionamiento, por lo cual es necesario sacar antes un respaldo de la información actual del BIOS, para que así si algo falla en la actualización, poder recuperar el estado del ordenador con el BIOS guardado.

3). Borrado de archivos necesarios. Cuando el disco nos reporta que se encuentra lleno, muchos optan por borrar lo que más puedan sin saber que pueden afectar su sistema, por ejemplo si se borra el archivo boot.ini, seguro que el sistema no arrancara.

4). Abrir y leer adjuntos desconocidos. En éste caso es mejor tener activado nuestros filtros, ya que si abrimos correos y archivos adjuntos podemos estar infectando nuestro sistema que luego, tendrá un comportamiento deficiente en comparación al que tenía antes de la infección.

5). Instalar mal la fuente de alimentación. Cuando hay personas que emsamblan los ordenadores, ellos como profesionales saben que potencia de fuente es la adecuada, pero si un usuario común y corriente lo hace, puede que no tome en cuenta el valor del voltaje con el que está configurado, es decir que en un sistema de 120 voltios, puede estar conectando la fuente configurada como 220 voltios, que en primera instancia no ocasionará mayor daño, pero si fuese a la inversa ocasionaría el daño perpetuo del equipo.

6). Instalar Freeware. Éste es un hecho que se lo realiza muy a menudo y el peligro está dependiendo de la fuente de donde se lo haya obtenido, ya que no es lo mismo instalar un freeware que ha sido obtenido desde su sitio oficial, que cuando ha sido obtenido de sitios de hackers.

7). Golpear el ordenador. Muchos usuarios lo hacen por extraño que parezca, ya que al hacerlo según dicen el ordenador empieza a funcionar. Si esto pasara no es necesario proporcionarle golpes al equipo, sino que lo más aconsejable es pedir asistencia técnica ya que podría estar flojo el disipador del procesador o una tarjeta de memoria RAM mal insertada.

Todos estos consejos son los más típicos que suelen ocurrir y lo mejor es buscar una asistencia profesional para seguridad de la información contenida en el ordenador.