Qué hacer si tu PC no enciende

Si nuestro PC u ordenador no enciende puede producir ansiedad o estrés ante una eventual avería. Ante una situación como esta es importante guardar la calma y realizar algunas tareas que en la mayoría de los casos pueden solucionar esta contingencia, sin intervención de personal técnico o una reparación. En esta nota, les describimos algunas acciones que se pueden tomar ante una situación en la cual el PC no enciende.

Qué hacer si tu ordenador o portátil no arranca

Primeramente, debes mantener la calma. En la mayoría de los casos las conexiones de cables de energía se han soltado o la batería de tu portátil está descargada. Asegúrate que las conexiones a tomas de energía estén correctas y conecta un cargador al portátil, de modo que verifiques que la entrada de energía sea efectiva y vuelve a encender el equipo.

Existen acciones que puedes tomar si tu PC no enciende

Si sigue sin encender, debes asegurarte de que no tenga ningún dispositivo de almacenamiento USB conectado o un disco óptico en la lectora, ya que muchas veces el BIOS intenta leer dichos dispositivos antes y al no contar con sistema quedan colgados y el equipo está como en letargo. Una vez verificado que no tenga ninguno de estos elementos, vuelve a encender tu ordenador o portátil.

Posiblemente, se trate de un error en el arranque del sistema operativo. Si notas que enciende el ventilador y las luces del equipo, en este caso, utiliza el disco de recuperación de tu sistema operativo para reparar el arranque.

Si tu equipo está conectado a una regleta, UPS u otro regulador de voltaje, debes observar y verificar que esté funcionando o esté encendido, ya que en muchos casos están averiados o apagados y por ello no enciende el ordenador.

Si persiste el problema espera un rato y vuelve a intentar encender el PC, a veces este truco funciona.

De continuar el percance, puedes detectar a simple vista si algún componente del hardware está dañado. Si no enciende ninguna luz podría tratarse de una avería de la fuente de poder o de alimentación. Puedes probar con alguna fuente prestada a ver si enciende y de hacerlo, debes reponer la fuente de poder de tu PC por una nueva.

También pueden estar averiados otros dispositivos como unidades ópticas o discos duros, los cuales impiden el inicio. Lo recomendable es desconectarlos todos y encender sólo con la fuente de alimentación y si el equipo enciende, ir conectando los dispositivos desconectados uno por uno, hasta encontrar el que crea conflicto (este paso debe hacerse sólo si tienes experiencia o conocimiento al respecto, si no es el caso no lo hagas y lleva tu equipo a soporte técnico de inmediato).

Si todo esto falla acude de inmediato a soporte técnico e informa todo lo sucedido, para que puedan proceder a la reparación del equipo.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *