Ver extensiones y archivos ocultos en Windows

Windows se mantiene el derecho de no hacer visibles algunos tipos de archivos, que no necesariamente tenemos que verlos, ya que no los vamos a utilizar de una manera directa.

archivos-invisibles

Pero la razón de que estos archivos sean invisibles es por cuestión de seguridad, ya que muchos de ellos son archivos que pertenecen al sistema operativo o por lo menos son apoyo para el mismo, y un borrado accidental puede ocasionar un mal funcionamiento del sistema.

Una base de cómo actúan algunos troyanos es esa misma, hacerse invisibles a nuestros ojos y en muchas ocasiones tener extensiones u nombres de archivos del sistema que todos conocemos y que pueden causar nuestra confusión, nombre como por ejemplo *.bat, *.ini. *.sys entre otros. Claro está que si no tenemos una certeza de que son archivos falsos, no debemos de borrarlos.

Una forma simple de detectar a estos archivos falsos, es en las memorias flash, ya que se esconden como archivos del sistema de manera invisible, y al hacerlos visibles podemos tener la oportunidad de borrarlos.

Para hacer los visibles, en el caso de las memorias flash con las que podemos practicar, es de la siguiente manera:

  • Abrimos nuestro disco y carpeta de interés.
  • En la parte superior de nuestro explorador de Windows buscamos “Herramientas”.
  • Una vez allí elegimos en “Opciones de carpeta”.
  • Podremos ver una ventana con algunas opciones a marcar y desmarcar.
  • Quitamos la marca en el casillero que dice “Ocultar las extensiones de archivo para tipos de archivo conocidos”.
  • Aceptamos y todo listo.

Para Windows Vista y SERVER 2008 las opciones de carpeta ya no se encuentran en la barra del Explorador de Windows, asi que en ese caso hay que operar de la manera siguiente:

  • Vamos a “Panel de control”.
  • Hacemos doble click en “Opciones de carpeta”.
  • En la ventana que nos salga vamos a la tableta “Ver”.
  • Y de allí si como en los pasos anteriores.

Poder ver los archivos ocultos nos ayudan en los casos de identificación de “archivos maliciosos” como suelen decir los antivirus, pero no para borrar lo que no se sabe.