Tutorial de mantenimiento para tu impresora de inyección de tinta

Las impresoras de inyección de tinta, son las más utilizadas actualmente entre usuarios domésticos y comercios, así como, pequeñas y medianas empresas. Su uso es recurrente y bastante masivo, por lo tanto, son equipos propensos a dañarse con facilidad. Es por esta razón, que se les debe dar un correcto mantenimiento Impresora de inyeccion de tintapreventivo, para evitar futuros daños al equipo y prolongar su tiempo de vida útil. En este tutorial, les vamos a describir cómo realizar el mantenimiento preventivo a las impresoras de inyección de tinta.

Materiales que vamos a utilizar 

Necesitamos prepararnos para realizar el mantenimiento preventivo a las impresoras de inyección de tinta. Para ello, necesitamos una serie de elementos, herramientas y materiales con los que llevaremos a cabo nuestra tarea. La siguiente lista contiene lo necesario para el proceso, que según tu experiencia puede variar para que el proceso sea mucho más personalizado:

  • Un pincel suave de aproximadamente 3 cm.
  • Un par de paños de algodón que no acumulen pelusa.
  • Una lata de aire comprimido o una aspiradora pequeña, de la que utilizan para limpiar tapicería de autos (Opcional).
  • Alcohol isopropilico (del que se usa para limpiar heridas).
  • Hisopos.
  • Aceite del tipo 3 en 1 (opcional).

Con todos estos elementos de trabajo, estamos listos para iniciar el proceso de mantenimiento de nuestra impresora de inyección de tinta.

Pasos previos al mantenimiento 

El primer paso que debemos dar, es desconectar la impresora tanto de la toma de energía, como del ordenador o de la red en la cual se encuentra compartida.  Para ello, debemos desconectar cables que por lo general, se encuentran en la parte posterior del equipo. Debemos tener cuidado de no dañar los conectores.

Impresora

Una vez que esté desconectada, colocamos la impresora sobre una superficie plana y estable, como una mesa. Es recomendable, colocar una especie de pliego de papel sobre la superficie en donde apoyaremos la impresora. Ahora, ya estamos listos para comenzar, pero antes, utilizaremos un paño de algodón seco y retiraremos el exceso de polvo de la superficie exterior de la impresora o de la carcasa, hasta que no veamos acumulación externa. En las zonas difíciles, podremos utilizar la brocha para dejar limpio el exterior del equipo, que a pesar de ser casi por completo un proceso estético, previene la acumulación de polvo dentro de la impresora. Ahora sí, ya estamos listos para iniciar el mantenimiento, el cual vamos a describir en la segunda parte de este tutorial.