Tutorial de mantenimiento para tu impresora de inyección de tinta (Parte dos)

En la primera parte de este tutorial, estuvimos describiendo los elementos necesarios para realizar el mantenimiento a las impresoras de inyección de tinta. Además, les comentamos como preparar el equipo para el proceso de mantenimiento. Ahora, es momento de describir el proceso de mantenimiento paso a paso. Impresora de inyección de tinta

Verificar el estado de los cartuchos 

Lo primero que haremos, es abrir la bandeja principal de la impresora (la parte frontal, en donde están los cartuchos de tinta) y sacar los cartuchos para verificar que estén en buen estado y que tengan buena carga de tinta. Si requieren tinta, se pueden recargar (en el caso de que los cartuchos sean recargables, ya que no todos los cartuchos de tinta lo son). Pero si están muy usados o deteriorados, es mejor cambiarlos por cartuchos nuevos para mejorar el rendimiento de la impresora.

Cuando tengamos los cartuchos fuera de la impresora, debemos colocarlos sobre una hoja de papel seco, y alejados de la luz solar directa, ya que los puede dañar. Es recomendable, utilizar cajas especiales para colocarlos mientras realizamos el mantenimiento.

Realizando el mantenimiento 

Ahora, limpiaremos toda la superficie interna de la impresora con aire comprimido y la ayuda del pincel. La idea es retirar todas las partículas de polvo acumuladas durante el uso del equipo. Una vez que retiremos todo el polvo, podemos humedecer un hisopo con alcohol isopropilico y limpiar los rodillos de goma, que forman parte del mecanismo de traslado de papel, ya que allí se acumula suciedad, que con el tiempo puede trabar el papel dentro de la impresora. Debemos dejar estos rodillos completamente limpios y prolijos.

Limpieza de la carcasa

Seguidamente, humedecemos una de las puntas de un paño de algodón en aceite (del tipo 3 en 1), luego, lustramos con dicho aceite el riel metálico por donde se movilizan los cartuchos, esto lubricará la superficie y permitirá que el movimiento de los cartuchos sea fluido y sin complicaciones.

Limpieza de los rodillos

Ya casi hemos terminado. Es momento de volver a colocar los cartuchos dentro de la impresora, luego, tenemos que cerrarla o colocar la tapa superior y realizamos la última tarea de limpieza. Esta tarea será externa, debemos humedecer un paño de algodón con alcohol isopropilico y lustrar la carcasa de la impresora, para retirar restos de suciedad y dejarla como nueva. Al finalizar dicho proceso, debemos dejar que seque por completo.

Ya estamos listos para volver a conectar la impresora al ordenador o a la red. Lo hacemos y verificamos su funcionamiento, imprimiendo una hoja de prueba desde Windows. Como pueden ver, el proceso es sencillo y muy rápido.