Tips para utilizar la webcam de forma segura

La webcam es un dispositivo bastante importante para las comunicaciones a través de internet, ya que permite realizar transmisiones de video en vivo, lo que facilita las conferencias virtuales. Pero a la vez son dispositivos bastante peligrosos, ya que pueden ser utilizados por ciberdelincuentes para tener una fotografía nuestra o espiarnos a distancia, utilizando software malicioso, incluso si la webcam se encuentra apagada. Para poder utilizar las webcam de forma segura, les vamos a presentar algunos tips que pueden poner en práctica para sentirse mucho más cómodos y seguros con su dispositivo de video.

Por que es peligrosa la webcam 

Webcam

El primer argumento que podemos dar es que la webcam no solamente ofrece la imagen del usuario, también detalla otras características, como sus expresiones faciales e incluso, el tipo de ropa que usa, lo que da una información valiosa para delincuentes, secuestradores y extorsionadores, por tal motivo, debe utilizarse con mucho cuidado. Incluso, puede dar información que no se desea dar, por simple casualidad, que pasó de manera fortuita por el rango de acción de dicha cámara.

Seguridad de la webcam

Otro punto peligroso, es que toda la información enviada a través de una webcam puede ser grabada, de modo que esa información podría caer en manos peligrosas.

Qué podemos hacer para utilizar la webcam de forma segura 

Utilizando la webcam de forma segura

  • Lo primero que debemos hacer, es evitar realizar acciones que no haríamos delante de un extraño frente a la webcam, al igual que debemos utilizar dicho dispositivo sólo con interlocutores de confianza, para evitar situaciones de riesgo.
  • Debemos tomar en cuenta que todo lo que se muestra por la webcam podría ser grabado, por lo tanto, debemos regularla para que no muestre más de lo necesario.
  • Si no vamos a estar frente a la cámara, debemos colocarla en un ángulo que no muestre nada, es decir al techo, o hacia una pared en donde no se encuentre nada y no pase nadie o hacia el piso. Si la webcam está en un dispositivo móvil, bastará con taparla con una cinta adhesiva o con una cinta de papel.
  • Cuando estemos en una conversación con un interlocutor extraño, vía webcam, debemos pedirle que haga una acción específica como simular unas gafas con sus manos, para verificar que el video que nos muestra no es una grabación y en efecto es la persona en cuestión.

Webcam

Como pueden ver las medidas son simples, pero al aplicarlas, podemos elevar el nivel de seguridad de uso de nuestra webcam, lo que nos permitirá disfrutar de dicho dispositivo sin ponernos en riesgo.