Spyware y Virus

Muchas veces los hemos escuchado e incluso los hemos alojado en contra de nuestra voluntad o por accidente voluntario.

virus-y-spyware

Las diferencias entre ambos son notables, pues mientras los virus están dedicados a destruir la información de un ordenador, los Spyware están dedicados a sacar provecho de la información.

Ya hemos hablado de cómo reconocer un virus y de cuál es el aprovechamiento de los Spyware, pero saber cómo actúa cada uno es lo que debemos de conocer para saber qué hacer en toda instancia.

Un virus se transmite a un ordenador en general por Internet, por la adquisición de Software Pirata o por códigos batch (autorun) que se han alojado en dispositivos externos USB.

Un Spyware puede ingresar a nuestro ordenador con autorización nuestra en muchos de los casos. Por ejemplo cuando instalamos una aplicación determinada, al finalizar esta se nos pide permiso y autorización de instalar utilidades en la barra de nevegación. En general esto lo solicita software que es Freware. Si es Freware quiere decir que es de libre uso sin costo alguno, y es fácil deducir que nadie da nada a cambio de nada. Pues al aprobar la instalación de utilidades en la barra de nuestro navegador, estamos dando permiso a que puedan monitorear nuestras acciones y llevarlas a sus bases de datos.

A un virus no le interesa ganar dinero, muchos califican a sus desarrolladores como egocéntricos, simplemente para ser nombrados los mejores en haber perjudicado miles de ordenadores y ser el foco de atención ante sus amigos.

En cambio un Spyware muchas de las veces es financiado por empresas que desean hacerse publicidad en los ordenadores de quienes los alojan.

Podría decirse que los Spyware están en contra de los virus, ya que a los primeros les interesa que un ordenador se encuentre en buenas condiciones y no ser formateado para poder seguir con su labor de publicidad no autorizada.

Son diferentes las funciones de cada uno, pero en conclusión cada uno de ellos nos causa molestias a la hora de trabajar, pues en una cosa si concuerdan, reducen eficiencia en las funciones del ordenador.