Sospechas de virus (II)

A pesar de que nuestro sistema de software antivirus tiene la obligación de mantener a nuestro sistema operativo libre de toda infección de archivos de código malicioso, muchas veces puede filtrarse algunos de estos provocando la inestabilidad y por tanto la infección de nuestro ordenador.

Es en ese sentido que, una vez dadas las sospechas preliminares del artículo anterior, es que trataremos de identificar a todos aquellos archivos que pueden estar contenidos en nuestro ordenador y sistema operativo, eliminandolos luego de haberlos identificado.

Identificar a un virus residente.

Este es el primer paso que debemos de realizar, siendo el primero de los virus a identificar a aquellos que conocemos como troyanos, los cuales tienen la característica de ingresar de una manera fácil por medio de nuestras unidades de memoria USB hacia nuestro ordenador; un síntoma que este tipo de virus presenta lo podemos ver en el presente enlace. De todas maneras, si es que al conectar un dispositivo USB a nuestro ordenador tenemos los síntomas que nos muestra el artículo mencionado, podemos llegar a borrar estos virus haciéndolos visibles a nosotros, lo cual lo podemos hacer siguiendo las recomendaciones que habíamos mostrado en el artículo correspondiente.

Eliminación del virus.

Una vez que es identificado al virus, suponiendo que se encuentre en el dispositivo USB, puedes encontrarte con el problema de que éste no se deja borrar fácilmente, a lo que tendrás que acudir a alguna de las aplicaciones útiles que existen en la red, siendo una de ellas la llamada como UnLocker, misma que desbloquearán las seguridades de ese archivo infectado y permitirá borrarlos a la vez. Si por alguna razón esto tampoco te da resultado, tendrás que reiniciar el sistema operativo en “modo seguro”, en el cual cualquier virus dejará la atadura para con los archivos del sistema y podrá ser eliminado fácilmente.

Esto que hemos analizado en este instante, supone el tener que encontrar a un virus en un dispositivo cualquiera, lo cual al haberlo hecho de manera manual da resultados siempre y cuando sepamos dónde se encuentra dicho virus, pero el método infalible por lo general tiene que ser, eligiendo la carpeta o directorio a analizar y haciéndole aquí con el botón derecho de nuestro ratón, para entonces seleccionar de los menús contextuales la opción de “analizar con antivirus”.