Sistema operativo lento en un ordenador nuevo

Seguro que ésta es la pregunta más frecuente que pueden llegar a tener muchos usuarios en un momento determinado pues a pesar de que su equipo lleva poco tiempo de uso, el usuario ha podido notar que cada operación en el mismo es cada día más lento.

Linux_vs_windows

Alguién podría pensar que el sistema operativo se corregirá luego de instalarlo de nuevo, es decir, tener que formatear al disco duro y re-instalar el sistema operativo, pero así mismo podrá el usuario observar que el sistema operativo basado en Microsoft Windows sigue lento con el pasar de las semanas de uso.

Algo que cabe reclacar está en el hecho comparativo de sistemas operativos, ya que si un usuario tiene la posibilidad de tener a Windows y Linux en el mismo ordenador, a manera de un ordenador con sistema DUAL operativo, se dará cuenta de que Ubuntu Linux sigue ejecutandose en el arranque del sistema de una forma igual de rápida que cuando lo instaló la primera vez, así se hayan hecho las actualizaciones de seguridad que éste sistema también solicita, no siendo éste el caso para Microsoft Windows, ya que éste al contrario de Linux, mientras más actualizaciones se realizan, más lento parece que se vuelve el sistema operativo.

Muchos expertos asumen que es cuestión de virus, y también de los antivirus. Para otros el en cambio el mal manejo por parte de los usuarios, ya que éste no configura de manera óptima a su sistema operativo luego de haberlo instalado; estas situaciones las analizaremos a continuación.

Si comparamos ambos sistemas operativos mencionados el inicio podremos notar que en Linux, no hay virus, por tanto no hay antivirus. Esto puede ser la causa para que en Microsoft Windows las operaciones se vuelvan lentas con el pasar del tiempo, ya que el antivirus tiene que analizar y monitorear a cada instante cada operación y proceso que se realiza en el sistema, lo cual no ocurre para Linux, ya que desde el inicio el sistema sabe que no hay peligro así que las operaciones pasan más rápidas que Windows.

En segunda instancia, se dice que el usuario es el culpable de no configurar adecuadamente un sistema operativo basado en Windows, lo cual no es tan cierto, ya que el usuario por miedo a modificar algo que no conoce, deja la configuración tal como la encontró. Si analizamos la situación con Linux, muchos usuarios, y me incluyo, no se atreven a realizar determinadas operaciones en la modificación de su sistema operativo por las mismas razones que en Windows, pero la principal es porque cada operación a realizar en Linux muchas veces incluye entrar por medio del terminal, lo cual muchos usuarios desconocen su operatividad.

En conclusión, se puede decir que gran parte de la lentitud ofrecida por Microsoft Windows se debe al continua monitoreo que realizar un antivirus, mismo que es indispensable en el sistema dado el peligro que los virus provocan sobre el.