Router alámbrico e inalámbrico: ¿Cuál es mejor?

Una de las preguntas más frecuentes que se hacen los usuarios de redes domésticas es qué tipo de router elegir para su red: inalámbrico o alámbrico. Muchas variables influyen en esta decisión, pero al final todo radica en lo que desees y cuales son tus requerimientos dentro de tu red. En el siguiente artículo, te explicamos de manera sencilla las ventajas y desventajas de cada uno de estos dispositivos.

Router alámbrico vs router inalámbrico

Router inalámbrico.

Router inalámbrico.

Aunque en la actualidad, la mayoría de los routers cuentan con las dos opciones (trabajar con red cableada y red inalámbrica), es recomendable conocer cuál conviene más y según sea el caso utilizar sólo cables, y desconectar la opción WiFi del router. Seguidamente, las fortalezas y las debilidades de utilizar redes alámbricas e inalámbricas:

La primera variable a considerar a la hora de escoger el tipo de router a utilizar es la seguridad. Una red inalámbrica está más expuesta a piratas informáticos que una por cable, por lo tanto si la seguridad es importante para ti, deberás tomar en cuenta conectarte al router vía cable.

La velocidad es otro punto importante a destacar, en redes inalámbricas la velocidad de transferencia de datos es menor que por cable, por ello, si necesitas que tus transferencias de datos sean veloces debes descartar la conexión inalámbrica.

Las redes alámbricas son más seguras y rápidas.

Las redes alámbricas son más seguras y rápidas.

La portabilidad es una variable importante en el estilo de vida moderno, si no deseas llenar tu espacio de cables y tienes la necesidad de conectar equipos móviles o portátiles, debes considerar ampliamente un router inalámbrico.

La disponibilidad de espacio es una variable de peso, ya que si tus equipos se encuentran bastante lejos entre sí, el uso de una red inalámbrica facilitará la puesta en marcha de la red y la hará mucho más versátil.

Las interferencias pueden hacer que la red inalámbrica falle. Microondas, celulares, y dispositivos de radio, pueden limitar el funcionamiento de una red inalámbrica. Si tus equipos están continuamente expuestos a este tipo de situaciones, debes pensar en utilizar un router alámbrico.

Conclusiones

Un router alámbrico requiere de conexiones vía cable.

Un router alámbrico requiere de conexiones vía cable.

Podemos concluir, que por muchas razones un router inalámbrico es mucho mejor que uno inalámbrico. Sin embargo, tus necesidades de uso pueden modificar esta conclusión y darte ventajas en utilizar un router inalámbrico y una red WiFi. Por lo cual, recomendamos ampliamente utilizar siempre que se pueda una conexión cableada y cuando se requiera acceso inalámbrico, una red WiFi. Para ello, puedes adquirir un router inalámbrico y como comentamos al inicio del artículo, desactivar la red WiFi cuando no la utilices y trabajar en lo posible con la red cableada.