Revisar las propiedades del sistema (I)

Cada vez que podemos ver el escritorio de un computador, refiriéndonos al que se dispone en el sistema operativo de Microsoft Windows, se logran observar algunas situaciones equivocadas que ha colocado el usuario en este entorno.

Aunque parezca increíble, la equivocada disposición de determinados iconos en nuestro escritorio de Microsoft Windows puede hacer que se trunque en un momento dado la exploración de las características y propiedades de nuestro sistema operativo.

Esto hacemos referencia debido a que el primer icono que logramos ver en la parte superior izquierda de nuestro escritorio de Microsoft Windows, siempre viene a ser un “acceso directo de mi PC“, lo cual no es la forma adecuada de tener en este entorno de trabajo, limitando en gran parte la función principal que solemos realizar en un momento determinado, sé que si hacemos clic con el botón derecho de nuestro ratón en este “acceso directo” no obtendremos mayor información es la ubicación o características de este icono.

La forma común y corriente de poder revisar las características y propiedades de nuestro sistema operativo está dado por el siguiente procedimiento:

  • Dirigirse hacia el menú de “inicio“.
  • Ubicar y dirigirse hacia el “panel de control“.
  • De todos los íconos mostrados, buscar aquel que dice “sistema“.
  • En el icono de “sistema“, hacer clic o el botón derecho de nuestro ratón y seleccionar la función “propiedades” del menú contextual que nos aparezca.
  • Aquí podemos revisar todas las propiedades de nuestro sistema operativo, claro que de una manera muy general.

Todo lo que hemos visto y realizado en el paso secuencial anteriormente mencionado, es la manera correcta que Microsoft Windows siempre sugiere realizar, pero existe una forma más directa y fácil de poder hacer esto si es que nuestros iconos estuvieran bien distribuidos en el escritorio que nos ofrece el sistema operativo.

Sigue en: Revisar las propiedades del sistema (II)