¿Reparar o re-instalar Windows?

En muchas ocasiones se ha presentado ésta pregunta o situación, ya que por diferentes circunstancias nuestro sistema operativo podría tener determinada falla que puede hacer que nos planteemos esta pregunta.

reparar sistema operativo

Las fallas que se pueden presentar en el sistema operativo van más allá de lo que podemos pensar, ya que si tenemos información guardada en el ordenador y formateamos el disco, ésta se perderá de forma ineludible, lo cual no es lo que deseamos de ninguna manera.

Nuestro sistema operativo podría no responder devido a dos situaciones que mencionaremos y trataremos de explicar brevemente su razón.

  1. Si cambiamos o reemplazamos la placa madre de nuestro ordenador, sea que hayamos hecho por una falla de la misma, pero la nueva placa necesita sus propios controladores instalados para iniciarse; el sistema operativo que se encuentra aún residente en el disco duro, no puede comunicarse con los diferentes puestos y buses de datos, debido a que se encuentran aún instalados los antiguos controladores de la placa madre anterior.
  2. si nuestro sistema operativo ha sido infectado de un virus y éste no lo deja iniciarse, lo cual suele ocurrir en determinadas ocasiones debido a que algunos archivos de arranque del sistema operativo podrían estar afectados, haciendo que el sistema se re-inicie a cada instante o que nunca se inicie el sistema presentando siempre el mismo mensaje de “iniciando” el cual nunca desaparecerá.

Lo ideal es formatear el disco duro e instalar desde cero al sistema operativo para así tener un funcionamiento bueno del ordenador; pero si el usuario tiene que rescatar muchos de los datos guardados en el disco duro y no tiene como respaldarlos con otro ordenador, lo que puede optar es por re-instalar el sistema operativo.

Para hacerlo, se debe de iniciar con el CD-ROM del disco de instalación de Windows, haciendolo de la manera tradicional que se lo suele realizar, pero en el momento que se pregunte si se desea reparar al sistema operativo, presionar la tecla “R” para reparar, algo que hará que el disco de instalación continuará ocn el mismo proceso que en una instalación convencional.

Existe un 90% de que el proceso pueda “reparar el sistema operativo“, pero como aún siguen residentes muchos archivos dela instalación anterior, podría no tener una efectividad del 100%, pero es una buena alternativa intentar.