Reparando archivos RAR

Al trabajar con archivos comprimidos, es muy común encontrar archivos que están dañados o corruptos. Existen formas de recuperar los datos de dichos archivos, sino por completo, en gran parte, evitando una pérdida total del archivo comprimido. Hoy veremos cómo repara archivos RAR que se encuentren dañados.

reparando archivos rar

Figura 1: Reparando archivos RAR

Archivos comprimidos

Un archivo comprimido es aquel archivo o grupo de archivos que se empaquetan y se manipulan para que ocupen menos espacio del que ocupan habitualmente, es decir, es un archivo que ha experimentado una transformación de sus bits para que ocupe menos espacio de almacenamiento.

Este tipo de archivos puede llevarse en cualquier dispositivo de almacenamiento masivo y requiere un programa especial para poder ser abierto. Por lo general, estos archivos cuentan con diferentes formatos, y entre los más populares tenemos: ZIP, RAR, gz, tar, entre otros.

Logo de Winrar

Figura 2: Logo de Winrar

Archivos RAR

Un archivo RAR es un tipo de archivo comprimido que trabaja como una especie de caja de almacenamiento, que utiliza diferentes técnicas de compresión para lograr que estos archivos ocupen la menor cantidad de espacio posible.

Este tipo de archivo debe su nombre a las siglas de la frase inglesa Roshal Archive y cuenta con un algoritmo de compresión sin pérdida basado en LZSS. Si bien es cierto, es mucho más lento que ZIP, la tasa de compresión de RAR es mucho mayor, es por esta razón, que permite comprimir archivos más grandes y con mayor calidad.

Winrar

Figura 3: Winrar

Una de las principales ventajas de RAR es que permite realizar compresiones simultáneas, de esta manera, los usuarios pueden ahorrar mucho tiempo de trabajo durante la creación de este tipo de archivos.

Reconociendo un archivo RAR dañado

Reconocer un archivo RAR dañado es bastante simple, sólo basta intentar abrir el archivo y darnos cuenta de que se despliega por pantalla cualquier mensaje de error, el archivo no puede ser abierto o el equipo se cuelga al tratar de ejecutar el comprimido. En este caso, podemos utilizar la herramienta tradicional de RAR (Winrar) para tratar de abrir el archivo y recuperar los datos que tenga en su interior.

Lo primero que debemos hacer, es descargar Winrar en el caso de que no lo tengamos instalado en el ordenador. Luego de instalarlo, ya estaremos listos para proceder a recuperar un archivo RAR que se encuentre dañado.

Recuperando el archivo RAR

Primeramente, ubicamos el archivo RAR dañado en nuestro disco duro en donde lo tengamos alojado. Para ello, abrimos el explorador de Windows y ubicamos el archivo que vamos a recuperar (Ver figura 4).

Seleccionar el archivo dañado

Figura 4: Seleccionar el archivo RAR dañado

Una vez localizado el archivo RAR, lo seleccionamos con el botón secundario del mouse y lo abrimos con el programa Winrar sin ejecutar la descompresión (Ver figura 5).

Ubicación del archivo con Winrar

Figura 5: Ubicación del archivo con Winrar

Ahora, seleccionamos el archivo a recuperar y hacemos clic con el botón derecho del mouse sobre el archivo para que se despliegue el menú emergente, seleccionamos “Reparar archivos” o utilizamos un atajo de teclado “Alt+R” para ejecutar la recuperación del archivo (Ver figura 6).

Restaurando archivos con Winrar

Figura 6: Restaurando archivos con Winrar

Luego, se abrirá una nueva ventana emergente en la pantalla en donde debemos ingresar la localidad donde vamos a restaurar el archivo. Seleccionamos el tipo de archivo comprimido que deseamos y hacemos clic en el botón “Aceptar” para comenzar la restauración del archivo (Ver figura 7).

Aceptando la restauración

Figura 7: Aceptando la restauración

Una vez hecha esta acción, podremos ver por la pantalla del ordenador una pequeña ventana emergente en donde se visualiza el estado de la restauración del archivo RAR en tiempo real, y al finalizar nos mostrará un mensaje de culminación de proceso (Ver figura 8).

Finalizando restauración

Figura 8: Finalizando restauración

Podemos notar que ya tenemos el archivo comprimido restaurado, para identificarlo del dañado, Winrar adiciona la palabra “fixed” justo delante del nombre del archivo para que podamos encontrarlo rápidamente (Ver figura 9).

Archivo restaurado

Figura 9: Archivo restaurado

Sólo resta eliminar el archivo dañado y cambiar el nombre al archivo recuperado, para poder utilizar de manera adecuada nuestro archivo RAR que ya ha sido recuperado.

Ahora, ya podemos realizar la descompresión de los archivos RAR recuperados de manera rápida y muy eficiente, de modo que tengamos nuestros archivos listos para ser utilizados por el ordenador.

Es un proceso bastante simple que requiere algo de tiempo, pero los resultados son bastante efectivos y se puede obtener un resultado positivo en un 90% de las veces. Sólo debemos seguir estos simples pasos y esperar unos pocos minutos para realizar el proceso de restauración de los archivos de manera natural.