Reparando archivos dañados con WinRAR

Muchas veces, se nos ha presentado la situación de descargar un archivo comprimido en formato rar y cuando vamos a realizar la descompresión, nos encontramos con la sorpresa de que el archivo está corrupto o dañado, lo que genera pérdida de tiempo e información. Afortunadamente, existe un procedimiento en WinRAR para poder reparar estos archivos, o por lo menos, dejarlos operativos, para evitar así una pérdida total de datos. En esta nota, veremos la manera de hacerlo.

Logo de WinRAR

Origen de errores en archivos rar

Cuando encontramos un archivo rar dañado, por lo general, es porque se ha presentado un problema del tipo CRC, el cual nos indica que los datos que se encuentran dentro del archivo son diferentes a los que se encuentran en el archivo original. Este tipo de error se produce generalmente por fallos físicos en el dispositivo de almacenamiento en donde guardamos el archivo rar, o por inconvenientes a la hora de realizar la transmisión de los datos al archivo comprimido.

Este tipo de errores genera pérdidas de datos casi irreparables, sin embargo, el WinRAR cuenta con un mecanismo especializado, que permite elevar las probabilidades de restaurar o recuperar gran parte del archivo y si tenemos suerte, el archivo completo. Dicho mecanismo lleva por nombre Registro de Recuperación.

WinRAR

Utilizando el Registro de Recuperación 

Para poder utilizar el Registro de Recuperación en un archivo rar, debemos primeramente incluirlo en el archivo en cuestión, de lo contrario, no podremos recuperar o intentar recuperar los datos comprimidos. Al estar incluido el archivo, el WinRAR intentará reparar su estructura de datos para poder leer la mayor cantidad de información posible.

Si el archivo comprimido cuenta con Registro de Recuperación, debemos abrir inicialmente el WinRAR y navegar por el comprimido, hasta encontrar el archivo defectuoso. Una vez que lo seleccionemos, presionamos el botón Reparar. Notaremos como el archivo original queda intacto y se creará un nuevo archivo en el mismo directorio. Este nuevo archivo podremos abrirlo y leerlo, aunque algunas veces contendrá errores imposibles de reparar por parte del WinRAR. Estos archivos dañados, los podemos extraer del archivo recuperado, utilizando la opción Conservar los ficheros dañados, luego, podemos tratar de recuperar datos manualmente, para evitar la pérdida total de información.

Logo WinRAR

Como podemos ver, es una técnica bastante sencilla, que podemos utilizar para tratar de evitar una pérdida completa de información que se encuentre dentro de un archivo comprimido. Por supuesto, que WinRAR no hace milagros y existe una alta probabilidad de que no podamos recupera ni siquiera el 50% de los datos, dependiendo del daño que presente el archivo. Sin embargo, es una técnica de gran ayuda para tratar de evitar una situación de pérdida total de información.