Refrigerando nuestro PC, organizando la carcasa (tercera parte)

Habíamos mencionado que dependiendo de la forma como tenemos las partes y piezas que conforman nuestro ordenador, se tendrá que elegir una carcasa adecuada.

02_detailedfeatures_6

Quien se dedica a ensamblar ordenadores, sabrá que no solamente hay que dedicar atención al tamaño de la placa madre, ya que podrían existir placas demasiadas pequeñas que no requieran mucho espacio, pero quienes se encargarán de generar suficiente calor en un entorno pequeño serán los otros elementos que se encuentren en el interior.

Daremos unos cuantos consejos que deben de tomarse en cuenta al momento de querer un ambiente interno en el ordenador que sea lo más refrigerado posible.

  • La placa madre debe de tener un espacio pequeño a ocupar en comparación al tamaño de la carcasa
  • No se debe de colocar discos duros juntos, pues si se dispone de más de uno se debe de tratar de colocarlos lo más separados entre ellos
  • Debe de fijarse que el disipador y ventilador estén bien acoplados al procesador para evitar alguna fuga de calor que sobre caliente el sistema
  • Los cables de conexión a cada uno de los dispositivos deben de estar correctamente recogidos con una tira de seguridad, para evitar que un cable interfiera accidentalmente en la rotación del ventilador del procesador
  • Dependiendo de la cantidad de tarjetas y dispositivos varios, colocar entre 2 o 3 ventiladores extras en el interior de la carcasa para una correcta ventilación y refrigeración

Un factor extra que hay que tomar en cuenta es la potencia de la fuente de poder, lo cual analizaremos en un artículo posterior pero que de todos modos diremos a breves rasgos que, di nuestros dispositivos son muchos, la fuente de poder debe de tener una potencia adecuada, caso contrario esta trabajará más y podría colapsar.