Refrigerando nuestro PC, dispositivos a refrigerar (segunda parte)

Como mencionamos en la primera parte, el procesador prácticamente es el de mayor incidencia e importancia en ser adecuadamente refrigerado debido a su gran generación de calor en procesos avanzados.

lian-li-a01-08

Pero ello no quiere decir que solamente los procesadores tienen que ser refrigerados, ya que dependiendo del ordenador que hayamos adquirido, es necesario tomar en cuenta otros factores a tomar en cuenta al momento de refrigerar nuestro ordenador.

Mencionemos brevemente a los procesadores, que pueden tener un tipo de enfriamiento del tipo pasivo o activo, y si hablamos de refrigeración líquida, tendrá que tomárselo en cuenta de acuerdo al tipo de procesador que se vaya a utilizar.

Pongamos en segundo lugar a los discos duros, mismos que en muchos de los casos requieren de una base a ser colocada en la parte inferior de los mismos para que actúen enfriando a los discos, sea con un disipador o con un ventilador extra.

En tercer lugar podemos mencionar que las tarjetas gráficas hoy en día vienen con un disipador e incluso con un ventilador pequeño que ayude al enfriamiento de la tarjeta. Esto ha sido tomado en cuenta debido a la gran capacidad que están llegando a tener dichas tarjetas graficas.

Dependiendo de algunas placas madres, también se hace necesario refrigerar algunos mosfet, mismos que tienen un eficiente trabajo al ser refrigerados con watercooling, ya que por un calentamiento excesivo podrían reventarse o explotar, dando un deterioro irreparable de la placa madre.

Como última instancia de refrigeración podemos mencionar que la carcasa que aloja las partes y piezas del ordenador, tiene que ser adecuada para un efectivo enfriamiento. Para ello es necesario analizar el tamaño de la placa madre, la cantidad de discos duros o dispositivos extras que contenga el ordenador. Por lo general es necesario tener una carcasa donde haya suficiente aireación, claro que no quedaría mal instalar unos dos ventiladores extras, uno en la parte posterior (internamente) del ordenador y otra en la tapa (también internamente) de la carcasa para garantizar un ordenador casi frio.