Reciclando un PC de 66 MHz

Muchos dirán que para qué reciclar un equipo que ya no puede dar ninguna utilidad, pero todo en la vida es válido.

Hay un conocido refrán que dice, “la basura de un hombre es el tesoro de otro” y no hay nada más cierto que ello.

Hace como un año, el dueño de una empresa decidió botar a la basura todo su antiguo arsenal de ordenadores. Cuando se sacó todo de la bodega, que en realidad fue bastante, se pudo observar que eran ordenadores muy básicos, es decir un procesador de 66 MHz, disco duro de 512 MB y memoria de 16 MB.

windows-31

La verdad se pensó mucho en mandar a algún lugar de chatarra y posiblemente hubiesen sacado algo de dinero. Esos ordenadores, los que se pudieron rescatar, se los rehabilito y se los obsequió a niños de una población casi abandonada donde ni siquiera sabían cómo manejar un teclado y un ratón.

Estos ordenadores servían como terminal de datos y su uso para un sistema era imposible, incluso ni el más sencillo de los sistemas de Linux podría ser aceptado en estos ordenadores.

¿Qué se hizo?, simplemente se busco un disco de inicio en una página de internet (bootdisk.com) y se logró conseguir un disco de inicio de DOS versión 5, luego se formateó cada uno de los ordenadores y se instaló una versión antigua de Windows 3.1e. Todo parecería ir bien, pero solo con Windows no nos servía de mucho. Por allí un amigo logró conseguir una versión antigua también de Office 6 que era compatible con Windows 3.1 y asunto resuelto.

Hoy esos niños por lo menos saben usar un procesador de palabras, que antes ni siquiera sabían que podrían hacerlo. El artículo va dirigido a quienes disponen de estos ordenadores, pues es fácil seguir estos consejos y poder ceder a quienes podrían darle un uso básico de culturización.