Qué es y para qué sirve la VoIP

En estos días, el internet ha revolucionado completamente la vida de millones de usuarios y ha cambiado el modelo de trabajo de la mayoría de las empresas, esta es una de las muchas ideas con las que se relaciona esta asombrosa red de telecomunicaciones .

esquema_voip

Con la creciente popularidad del internet en los últimos años, el gran número de servicios que han aparecido basándose en esta red son muy diversos; incluso algunos llegando a ser una alternativa a los antiguos servicios de telecomunicaciones con los que contábamos: la telefonía.

VoIP (voz sobre IP)  es un grupo de recursos que hacen posible que la señal de voz viaje a través de Internet empleando un protocolo IP (Internet Protocol). En otras palabras, se envía la voz en forma digital a través del internet (por paquetes), en lugar de enviarla de forma análoga ó digital según sea el caso de la compañía telefónica que utilicemos (por lo regular es análoga). Es la tecnología que permite la transmisión de la voz sobre el protocolo IP.

Básicamente lo que se hace al momento de realizar una llamada vía VoIP, se está entablando comunicación entre dos dispositivos que están conectados a internet, un dispositivo llama al IP del otro y este otro responde el llamado (sea telefono convencional ó digital). Al basarse en las direcciones IP hace esta práctica una poderosa alternativa ante los medios que ya conocemos.

Lo mejor de utilizar voz sobre IP son los costos, pues un claro ejemplo es realizar una llamada de México a Estados Unidos por un medio tradicional (telefonía) y obtener como resultado tarifas bastante altas mientras que utilizando  algún software basado en VoIP (el más popular es Skype) se podría realizar esta llamada completamente gratis.

Al ser un servicio que es bastante prometedor para un montón de personas y empresas, al mismo tiempo es un servicio bastante odiado por las empresas de telefonía, pues este protocolo indudablemente ha venido a poner un alto al abuso en las altas tarifas en las llamadas telefónicas, incluso muchos de los proveedores de internet (ISP) que son propiedad de estas empresas han tenido que bloquear y poner clausulas en sus contratos para la prohibición de este tipo de tecnología.