¿Qué es una API?

Seguramente más de una vez has visto el término de API sin saber de qué se trata. Es muy común verlo cuando el sistema operativo, los navegadores web o algunas aplicaciones mediante sus actualizaciones anuncian nuevas API’s para desarrolladores. Pero a todas estas, ¿qué es una API?, ¿para qué sirven? En pocas palabras, es un conjunto de funciones con sus respectivas descripciones que el desarrollador puede utilizar en sus aplicaciones. De manera que el usuario común no utiliza la API pero está dentro de la aplicación sin que lo note.

API (Interfaz de Programación de Aplicaciones)

API o por sus siglas en inglés Application Programming Interface son un conjunto de operaciones que un desarrollador puede utilizar. No siempre es necesario que el programador sepa cómo funciona la API, pero debe saber qué está ahí y lo que puede hacer.

La importancia de una API está en que los desarrolladores ahorran tiempo implementándolas para realizar el trabajo relevante. A su vez, también es menos la cantidad de código que deben desarrollar y permite tener una mejor consistencia en las aplicaciones para una plataforma. Además, pueden controlar el acceso a recursos de software y hardware.

qué es una API

Las API’s son un conjunto de operaciones que un desarrollador puede utilizar para agilizar su trabajo y reducir el código de su programa.

Por ejemplo, supongamos que quieres tomar fotografías o grabar videos con la aplicación que desarrollas. No es necesario hacer una aplicación aparte para esto, ya que muchas plataformas proporcionan sus API’s. De esta manera, solo debes implementar la API para utilizar la cámara de tu dispositivo en la aplicación.

¿En qué sentido una API controla el acceso a los recursos?

Contestar qué es una API va mucho más allá de simplemente agilizar el trabajo al programador. Una API juega un papel muy importante en la seguridad del sistema operativo. Ya que es capaz de controlar el acceso a dispositivos de hardware y la mayoría de las funciones de software que una aplicación no tiene permiso para usar.

Por ejemplo, si entraste a una página web y aparece le mensaje “Esta web desea conocer tu ubicación”. Es porque esta web está tratando de utilizar su API de geolocalización. Si eliges permitir, la API le permitirá al navegador acceder al GPS o a las redes Wi-Fi para encontrar tu ubicación real.

¿Qué más puede hacer una API?

Las API’s pueden ser utilizadas para casi cualquier cosa. Por ejemplo, si has visto un objeto de Google Maps en una página web, es porque utilizan la API de Google Maps para introducir ese mapa. Google provee estas API para los desarrolladores, de esta forma no deben desarrollar sus propios mapas.

También existen API’s para ofrecer traducción de texto o para escribir un comentario de Facebook. Por otro lado, el estándar OAuth define una serie de API’s que permiten iniciar sesión en un sitio web con otro servicio. Por ejemplo, puedes utilizar tu cuenta de Twitter, Google o Facebook para iniciar sesión en un sitio web sin crear una cuenta. ¿Te suena familiar? Esto es frecuente en muchos juegos para dispositivos móviles y algunas webs académicas como Codecademy.

Ahora debes tener una mejor idea de qué es una API. Pero como puedes ver, no es necesario saberlo si no eres desarrollador. Sin embargo, si ves que una plataforma ha agregado nuevas API’s, puedes anticipar que los desarrolladores podrían mejorar sus aplicaciones.