Protegiendo carpetas en Windows

Mantener nuestros archivos seguros, es una de las tareas más complejas dentro del mundo de la informática. Podemos encontrar una extensa cantidad de funciones y aplicaciones, especialmente orientadas a proteger las carpetas y los archivos que tenemos almacenados en Windows, para evitar que sean robadas, vistas o editadas por atacantes informáticos.

Hoy, veremos algunas técnicas para proteger carpetas en Windows y, evitar así, cualquier tipo de manipulación indebida de nuestras carpetas y archivos, por parte de usuarios no autorizados.

carpeta protegida

Figura 1: Carpeta protegida

Sistema de protección sencillo

Microsoft propone un sistema de protección de archivos y carpetas bastante interesante, que sólo cuenta con una desventaja operacional: El sistema debe trabajar con el sistema de archivos NTFS. Si no sabemos que tipo de sistema de manejo de archivos utiliza nuestro Windows, podemos averiguarlo fácilmente.

Vamos a Mi PC y ubicamos el dispositivo de almacenamiento en donde se encuentra instalado Windows, hacemos clic con el botón derecho del mouse sobre el icono del disco para desplegar el menú emergente y, una vez allí, elegimos “Propiedades” (Ver figura 2).

Selección de dispositivo donde se instañó Windows

Figura 2: Selección del dispositivo donde se instaló Windows

Una vez hecho esto, veremos que se abre una ventana emergente, en la cual, ubicamos la pestaña “General”, y allí podremos ver el tipo de sistema de archivos con el cual trabaja nuestro sistema (Ver figura 3).

verificación del sistema de archivos

Figura 3: Verificación del sistema de archivos

Cifrando carpetas

Uno de los procedimientos más simples para proteger nuestras carpetas, es realizar un cifrado que es propuesto por Microsoft. Para iniciar el procedimiento de protección, debemos seleccionar previamente la carpeta a proteger con el botón derecho del mouse y en el menú secundario elegir la opción “Propiedades” (Ver figura 4).

seleccion de carpeta a proteger

Figura 4: Selección de carpeta a proteger

Seguidamente, elegimos la opción “Opciones avanzadas” de la ventana que aparece en la pantalla (Ver figura 5).

Selección de opciones avanzadas de protección

Figura 5: Selección de opciones avanzadas de protección

Ahora, marcamos la orden “Cifrar contenido para proteger carpetas” que se encuentra en el apartado “Atributos de compresión y cifrado”, y damos clic a Aceptar (Ver figura 6).

Elegir cifrar carpeta

Figura 6: Elegir cifrar carpeta

Una vez hecho esto, seleccionamos la opción Aceptar de la ventana que aparece y luego, marcamos la opción “Proteger esta carpeta, subcarpetas y archivos” y damos clic a Aceptar. Ahora, nuestros datos estarán cifrados y protegidos. Dichos datos los podremos ver en color verde dentro de las carpetas (Ver figura 7).

Proteger carpetas

Figura 7: Proteger carpetas

Con este procedimiento, podemos proteger los datos que tenemos almacenados en las carpetas de nuestros ordenadores, siempre y cuando utilicemos sistema de archivos NTFS. En el caso de que nuestro sistema no sea NFTS, debemos realizar una conversión del tipo de sistema de manejo de archivos.

Conversión de sistema de archivos

Si contamos con sistema de archivos Fat32, podemos realizar un cambio a NFTS y, luego, realizar el procedimiento anterior. Para hacer este cambio, vamos al Menú Inicio y elegimos la opción “Ejecutar” (Ver figura 8).

Elegir opción "Ejecutar"

Figura 8: Elegir opción "Ejecutar"

Al realizar esta acción, aparecerá una ventana emergente en la cual debemos escribir la orden “cmd” y hacer clic en el botón “Aceptar”.

Seguidamente, se abrirá la ventana de línea de comandos, una vez allí, tecleamos la orden “convert C: /fs:ntsf”, luego, tecleamos “enter” y esperamos que se realice el cambio.

Una vez hecha la conversión del tipo de manejo de archivos (que puede durar varios minutos), el ordenador está listo para proteger los archivos mediante el procedimiento descrito en la parte anterior. Debemos recordar que para visualizar el archivo, es necesario tener el certificado de seguridad adecuado.

Otras formas de proteger las carpetas

Existen diversas aplicaciones especialmente orientadas a proteger carpetas enteras y archivos, cifrando su información y utilizando diversas contraseñas de seguridad, para evitar el acceso a los archivos.

Estos software se instalan en el sistema operativo y al ser ejecutados, permiten que el usuario seleccione la carpeta que desea proteger, indique el nivel de seguridad del cifrado e ingrese la contraseña. Una vez hecho esto, la carpeta quedará completamente protegida.

Para abrir estos archivos protegidos con contraseña, seleccionamos el archivo e ingresamos la clave de acceso y este se abrirá. En otros casos, es necesario ejecutar el software protector para poder ingresar a la carpeta o archivo protegido por el sistema de cifrado.

Existe una enorme cantidad de software dedicado a realizar protección de carpetas, entre los cuales podemos destacar los siguientes:

  • Easy File Locker.
  • Folder Protection.
  • My LockBox.
  • AxCrypt.
  • DirLock.
  • FlashCrypt.
  • Entre otros.

Cualquiera sea la opción elegida, es importante tener en cuenta la cantidad de recursos que requiere y por supuesto, la estabilidad, soporte y versatilidad de la herramienta a elegir, ya que la seguridad de nuestros datos dependerá de la eficiencia de esta aplicación.