Cómo proteger el móvil del calor excesivo

Las olas de calor y el estilo de vida actual elevan la sensación térmica. No sólo los seres vivos sufren este impacto calórico, sino también los equipos y dispositivos electrónicos, como es el caso de los móviles y smartphones. En este interesante artículo, te describiremos cómo proteger el móvil del calor excesivo y de este modo evitar averías innecesarias.

Evitando que el móvil se caliente más de la cuenta

Lo más sencillo, es simplemente evitar dejar el móvil o smartphone expuesto a fuentes de calor como la luz del sol directamente o cerca de equipos, como estufas, calentadores o cocinas. Lo recomendable es dejarlos a la sombra y de preferencia en sitios frescos, o utilizarlos lo más que se pueda bajo techo.

Proteger el movil del calor excesivo es bastante sencillo.

Proteger el móvil del calor excesivo es bastante sencillo.

Evita dejar tu smartphone o móvil cerca de otros dispositivos o gadgets, de esta manera evitarás sobrecalentamientos dados por exposición a fuentes de calor externa. Si te encuentras en la playa o algún lugar con mucho sol, evita utilizarlo directamente bajo la luz intensa, utiliza sombrillas y protégelo con una funda oscura.

Nunca dejes tu móvil dentro de un auto o coche, ya que el efecto horno que se crea dentro de estos vehículos puede dañar seriamente el móvil a causa del choque térmico. Si por alguna razón debes dejarlo dentro del vehículo, apaga el móvil y guardalo en un lugar fresco y alejado de la luz solar.

En lo posible, desconecta los servicios que no utilizas del smartphone o móvil, como WiFi (si no te conectas a internet) y Bluetooth si no te estás comunicando con otros dispositivos, etc. De esta manera, evitaras trabajo innecesario del procesador y por ende sobrecalentamiento interno que pueda dañar tu equipo.

Seguir simples reglas protegerá nuestro movil del calor.

Seguir simples reglas protegerá nuestro móvil del calor.

Trata en lo posible de no utilizar apps muy exigentes en cuanto a recursos, por ejemplo como juegos, por períodos largos de tiempo ya que su uso genera sobrecalentamiento que a la larga puede dañar tu equipo. Lo que es diversión por unos momentos, puede significar la pérdida del dispositivo.

Carga la batería alejando el móvil lo más posible de todas las fuentes de calor, de este modo evitarás una sobrecarga de calor que pudiese ser perjudicial para tu dispositivo.

Siguiendo estos pasos protegerás a tu móvil del calor excesivo y podrás prolongar su tiempo de vida útil, así como también, mejorarás su rendimiento, evitando daños causados por choque térmico o sobrecalentamiento.