¿Porqué un ordenador se hace más lento?

Muchas de las veces nos hemos hecho esta misma pregunta sin tener una respuesta que satisfaga a todas las inquietudes, ya que cuando compramos nuestro ordenador funcionaba de una manera muy rápida.

ordenador muy lento

Las dudas persisten ya que se vuelve formatear el computador y a reinstalar sistema operativo además de aplicaciones, teniendo la misma deficiencia de velocidad y rendimiento en comparación a lo que teníamos antes.

En primer lugar hay que recalcar que nuestro ordenador hace lo que puede, ya que son muchos factores los que inciden en él para que tenga este comportamiento de lentitud en cada proceso que ejecuta. Algunos factores pueden ser una falta de mantenimiento, ya que por una excesiva acumulación de polvo en cada una de las partes de nuestro ordenador, este sufrirá de sobrecalentamiento que disminuirá considerablemente la eficiencia del procesador.

Tomemos en cuenta además que nuestro ordenador tuvo su mayor eficiencia en el tiempo que se lo compró ya que factores como los videojuegos estaban hechos parece tecnología, en cambio en la época actual estos videojuegos son más realistas tanto en audio como un video, por lo que requiere de una mejor plataforma para que funcionen perfectamente.

Ahora también tenemos que considerar que las aplicaciones profesionales más actuales exigen más trabajo de un procesador así como de la memoria RAM en el ordenador, mismas que muchas de las veces no soportarán a nuestro ordenador de hace un año. Tomemos en cuenta también las características de un sistema operativo, ya que muchos usuarios no soportan tener a su ordenador con el sistema propio con el que vino desde fábrica, haciendo con esto una instalación de un sistema operativo basado en un ordenador tradicional, con lo que las funciones básicas de este sistema operativo funcionarán de una manera muy lenta debido a todos los adornos y aparece física que estos presentan.

Por último mencionemos que la carga de datos en una transferencia por medio de Internet, es un trabajo que tiene que soportar el procesador y así todo el ordenador, al no tener las características esenciales para una conexión de banda ancha, y dentro de este mismo punto podemos considerar las posibles infecciones del virus y códigos maliciosos.