Phreakers: Los hackers de los sistemas telefónicos

Las tecnologías de telecomunicación vienen siendo bastante importantes desde hace ya varios años, desde la creación del primer teléfono fijo hasta la creación de lo que hoy conocemos como “Internet”. Los primeros teléfonos no eran muy diferentes de lo que son hoy en día, pero su funcionamiento si era distinto por lo que apenas estaba comenzado a surgir y había  muy pocos países con acceso a estos.

Un Phreaker es una persona que se orienta al hacking de todo tipo de sistemas telefónicos, ya sea de tecnología fija o móvil estas personas marcan como su afición el conocimiento y el reto que conlleva conocer más a los sistemas telefónicos.

Phreaker

La historia del tono de 2600 Hz

Todo empezó con un chico llamado Joe Engressia de 8 años, el era ciego y pasaba la mayor parte de su tiempo solo, así que por ocio y diversión hacía llamadas para escuchar los mensajes de error que los teléfonos emitían. Un día estaba realizando una llamada y empezó a silbar lo que de repente hizo que se colgará la llamada y el chico llamó a la central para preguntar porqué ocurría eso; como las respuestas fueron demasiadas técnicas Joe no entendió demasiado por el momento pero eso le haría darse cuenta más adelante de que podía realizar llamadas telefónicas de forma gratuita.

Un tiempo después alguien uso un silbato que venía en una caja de cereales y que emitía el mismo tono que hacia el pequeño Joe cuando silbaba, era un tono de 2600 Hz lo que le permitiría a otras personas más adelante crear la denominada caja azul para hacer llamadas automáticas.

Phreakers famosos

Entre los más famosos (y todos relacionados entre sí) se encuentran Jhon Drapper, el capitán Crunch, Steve Wozniak quién más adelante gracias a un invento inspirado en la caja azul empezó a hacer dinero y más tarde formaría la empresa de informática Apple.

Hoy en día los sistemas telefónicos son bastante diferentes por lo que una caja azul no serviría y los phreakers se centran hoy en día más que todo en la telefonía móvil que va adquiriendo terreno  cada día.