Pautas para proteger una red WiFi Casera

Las redes inalámbricas o redes WiFi son actualmente muy utilizadas en el sector doméstico, ya que permiten conectar varios equipos a una red casera que comparta servicios, como internet o impresoras compartidas, sin utilizar cables o conectores que puedan quedar expuestos, o que simplemente, afecten la estética del lugar en donde se encuentran. El gran problema de este tipo de conexiones, es que su seguridad es mucho más precaria que las conexiones tradicionales vía cable, es por esta razón, que les vamos a presentar algunas pautas para proteger una red WiFi casera, de la manera más sencilla posible.

Seguridad en redes WiFi caseras

Figura 1: Seguridad en redes WiFi caseras

Configurando el router

El primer paso que debemos dar para elevar el nivel de seguridad de nuestra red WiFi, es cambiar la configuración del router, con la finalidad de hacerlo menos accesible a usuarios externos o no autorizados a utilizar nuestra red. Para ello, ingresamos en el navegador de nuestro PC la dirección del router, primeramente, debemos conectar nuestro PC vía cable al router y seguidamente, desplegamos la consola del sistema (DOS) y tecleamos el comando “ipconfig”. De esta manera, podemos verificar la dirección IP del rotuer y escribirla en el navegador (ver figura 2).

Ejecucion de ipconfig en Windows

Figura 2: Ejecución de ipconfig en Windows

Una vez que coloquemos la dirección IP del router en el navegador, ingresaremos a la página de configuración de dicho equipo. Debemos ingresar la contraseña que por defecto es admin, pero que si no la tenemos, podemos buscar en el manual del router, googlear un poco, o simplemente llamar a la compañía que presta el servicio de internet para que nos la faciliten. Una vez dentro de la configuración, cambiamos la contraseña de acceso. Para ello, vamos a la opción de configuración, que por lo general, se llama System Tools/Admin Password o algo parecido y colocamos una contraseña fuerte, que debe ser alfanumérica e intercalar mayúsculas con minúsculas como podemos ver aquí. Ahora, hay que guardar los cambios para que se active la nueva clave.

El siguiente paso, es cambiar el nombre de la red (modificar SSID). Para hacerlo, hay que dirigirse al apartado de configuración Wireless (Wireless Settings) y una vez allí, procedemos a cambiar el nombre de la red y a desactivar el broadcast de dicha SSID.

estructuras de redes inalambrica

Figura 3: Redes inalámbricas

Lo que sigue, es cifrar los datos que vamos a compartir dentro de la red inalámbrica. Para esto, utilizaremos una contraseña WAP2, buscamos dicha opción en el apartado de seguridad de la página de configuración y le colocamos una contraseña fuerte (preferiblemente, larga y alfanumérica). Luego, guardamos los cambios y habremos protegido de manera simple nuestra red WiFi.

Otras acciones que podemos tomar

Para usuarios más avanzados, les vamos a presentar otras acciones que pueden hacer, verificando el manual de su router para elevar la seguridad, y que en otra oportunidad trataremos con más detalle. Estas acciones son las siguientes:

  • Activar filtrado de direcciones MAC.
  • Desactivar servidor DHCP.

Con estos sencillos pasos, reforzaremos en gran medida la seguridad de nuestras redes inalámbricas.