Modo DeX de Samsung: ¿Qué es y cómo funciona?

¿Has escuchado de la nueva tecnología de Samsung? Se trata del Modo DeX (Desktop Experience Dock o Experiencia de Escritorio). El nombre debería de darte una idea sobre qué se trata. Pero aquí te explicaremos qué es el Modo DeX de Samsung, cómo funciona y en que dispositivos está disponible. Pero en pocas palabras, es una “estación de acoplamiento”, un hardware que cabe en el bolsillo y lo puedes llevar con tu dispositivo Samsung que te permite conectar tu dispositivo a una pantalla.

¿Qué es el Modo DeX de Samsung?

Esta tecnología te permite conectar el dispositivo a cualquier pantalla, pero no específicamente para ver videos, fotos o solo jugar tus juegos de Android. Sino que al conectar tu dispositivo a la base puedes conectar también un teclado y un mouse. En otras palabras, el Modo DeX de Samsung te permite utilizar tu dispositivo como si fuera una computadora de sobremesa.

De momento, Samsung solo ha lanzado al mercado dos bases DeX. El de primera generación parece un disco de hockey y lleva el nombre de DeX Station. Esta cuenta con dos puertos USB 2.0, un puerto Ethernet, un puerto HDMI y un puerto USB type-C.

Modo DeX de Samsung

El modo DeX de Samsung es la capacidad de convertir tu Samsung Galaxy en un ordenador de sobremesa con una pequeña pieza de hardware. Por supuesto, será necesario agregar periféricos como teclado, mouse y un monitor.

La base DeX de segunda generación es cuadrado y se llama DeX Pad. Su funcionamiento es parecido al anterior, pero no posee puerto Ethernet y utiliza la red Wi-Fi para acceso a Internet.

¿Qué necesito para utilizar el Modo DeX de Samsung?

En primer lugar, solo son compatibles los dispositivos de la gama Galaxy S8 y S8 +, Note 8, S9 y S9 + y Tab S4. Además, debes tener disponible una pantalla externa preferiblemente con un cable HDMI de Samsung para usar la base.

¿Cuáles son las posibilidades de Samsung DeX?

El software de DeX aún se basa en Android, por lo que de momento no estará utilizando sistemas como MacOS o Windows. Sin embargo, al conectar tu dispositivo a la base DeX con los periféricos necesarios tendrás un ordenador de escritorio. Podrás navegar con el mouse, ingresar texto, números y hasta comandos como en cualquier PC.

Puedes utilizar varias aplicaciones al mismo tiempo. La interfaz tiene una apariencia muy similar al sistema operativo de Chromebrook y un funcionamiento parecido. Pero en este caso, las aplicaciones son de Android. Por lo que puedes utilizar las aplicaciones de Drive, Hojas de cálculo, Documentos, aplicaciones de terceros, etc.

Por supuesto, en el caso de los teléfonos no dejarán de recibir llamadas, mensajes de texto o notificaciones al usar el modo DeX. Pero aparecerán como notificaciones en la parte derecha de la pantalla, pudiendo interactuar con ellas. Incluso, no es necesario desconectar el teléfono de la base para contestar las llamadas.

Modo DeX de Samsung

El modo DeX de Samsung trabaja en un entorno de Android desde donde puedes trabajar como si fuera en un ordenador. Pero al mismo tiempo puedes interactuar con tu teléfono desde ahí recibiendo llamadas y notificaciones.

De momento, no todas las aplicaciones de Android son compatibles con el modo Dex. Pero las de Microsoft, Google (Drive, Documentos y Hojas de cálculo) y Adobe si lo son. Por lo que es seguro que esta tecnología está siendo orientada a la productividad.

¿Vale la pena comprar la base DeX?

Si bien se trata de una tecnología que llama mucho la atención, es difícil imaginar un escenario donde realmente valga la pena usarlo. Por lo que debes pensarlo bien para pagar $ 64 por este hardware. Por ejemplo, ¿quieres usar Samsung Dex en tu trabajo en lugar de tu portátil? Si bien es una forma más portátil y liviana, sigues necesitando periféricos a donde vayas y que no llevar en el bolsillo.

Modo DeX de Samsung

La DeX Station cuenta con dos puertos USB 2.0, un puerto Ethernet, un puerto HDMI y un puerto USB type-C..

Sin embargo, si tu trabajo es estrictamente de oficina el modo Dex de Samsung puede ser una excelente opción. Pero si lo usarás para trabajo de campo, o adelantar algo de trabajo en el café no valdrá la pena porque no tienes los periféricos.