Mejorar el rendimiento de Windows 8.1

La versión de prueba o preview de Windows 8.1, presenta una serie de mejoras interesantes, aunque a muchos usuariosno les será de gran agrado, pero lo mejor de todo, es que esto tiene solución, ya que existen algunas formas de mejorar el rendimiento del sistema operativo, personalizando algunas características para hacerlo mucho más llevadero para usuarios tradicionales de Windows. En este artículo, les vamos a presentar algunos tips interesantes para mejorar el rendimiento de Windows 8.1, y obtener una mejor experiencia de uso en esta nueva versión de Windows.

Windows 8.1

Arrancando de la mejor manera posible 

Una de las características más importantes de Windows 8.1, es que nos permite iniciar directamente desde el escritorio del sistema, aunque entremos en una ventana vacía sin acceso a programas, lo que quizás sea inconveniente para muchos usuarios. Para remediar esto, lo que debemos hacer es simplemente, ir a la pestaña de navegación que se encuentra ubicada en la barra de tareas del escritorio. Una vez allí, seleccionamos el checkbox, las aplicaciones, accesos directos y fondo de escritorio, así como todo lo demás que deseemos, para poder iniciar en un escritorio al estilo tradicional.

Recuperando la navegación por carpetas

Una de las características del Windows tradicional es que permite navegar entre las carpetas de forma cómoda, algo de lo que adolece el Windows 8.1. Para poder recuperar esta capacidad de navegación por carpetas, tenemos que abrir el Explorador de archivos y luego, hacer clic en la pestaña Vista de Ribbon, después, presionamos el botón opciones, para finalmente seleccionar el checkbox con la etiqueta Mostrar las bibliotecas (navegación por carpetas).

Recuperando la navegación por carpetas

Sincronizar la lista de lectura con los dispositivos de almacenamiento masivo 

Una de las mejoras más interesantes de Windows 8.1, es una aplicación que lleva por nombre Lista de Lectura. Dicha aplicación nos permitirá adicionar enlaces a cualquier documento para poder acceder a dicho documento en cualquier momento de nuestra sesión en Windows 8.1. El único inconveniente, es que originalmente no se encuentra sincronizado con la nube. Sin embargo, podemos sincronizar esta aplicación con otros dispositivos, SkyDrive y otras fuentes de documentos. Para ello, hay que ingresar a la Configuración del sistema, y una vez allí, hay que dirigirse a SkyDrive en Configuración de la sincronización. Al hacerlo, tenemos que marcar Datos de aplicación, y al culminar esta acción, notaremos que todas las aplicaciones y programas que ejecutemos en el ordenador, tendrán acceso a la API de Lista de Lectura, incluso para todos los dispositivos que utilicen la misma cuenta Microsoft.