Limpieza del teclado de la computadora (I)

Figura 1: Teclado

El teclado es uno de los dispositivos de comunicación con los que interactuamos con el teclado. Este nos permite escribir, enviar órdenes y hasta operar completamente el sistema. Como es un dispositivo de uso frecuente, almacena una gran cantidad de polvo y suciedad, que merman en gran medida su funcionamiento. Afortunadamente, realizar el mantenimiento adecuado al teclado es algo muy sencillo y lleva pocos minutos. En este tutorial, veremos cómo realizar un mantenimiento preventivo a nuestro teclado.

Herramientas necesarias

Para realizar el mantenimiento del teclado necesitaremos:

  • Un paño seco.
  • Un paño pequeño.
  • Un hisopo o mota de algodón.
  • Un destornillador.
  • Un Pincel o brocha pequeña y de cerdas suaves.
  • Una aspiradora de mano (Opcional).

Estos implementos son básicos para realizar la limpieza del teclado, pero pueden personalizarlos añadiendo o retirando algunos de ellos, según sean sus gustos.

Figura 2: Fotografía de un teclado

Preparación del dispositivo y del proceso de mantenimiento

 

Antes de realizar el mantenimiento del teclado, es importante dibujar un diagrama de la orientación de sus teclas o tomar una fotografía de la parte superior con una cámara o teléfono móvil, para tener una guía de cómo están orientadas las teclas, la cual será muy útil para el proceso de armado.

Seguidamente, procedemos a apagar el ordenador, retiramos el teclado y lo colocamos en una mesa firme con todos los elementos de trabajo, y ya estamos listos para comenzar el proceso de mantenimiento del teclado.

Figura 3: Limpieza de teclado con aspiradora de mano

Limpieza superficial

 

El primer paso dentro del proceso de mantenimiento general del teclado, es realizar una limpieza superficial. Esta es muy sencilla y consta de tres partes:

  • Primeramente, limpiamos con un trapo seco la superficie posterior, superior y el cable del teclado para retirar el polvo.
  • Volteamos el teclado de cabeza sobre la mesa y con leves golpes sobre este y con sacudidas suaves, sacamos el polvo acumulado y partículas que se encuentren incrustadas en el teclado. Luego, levantamos el teclado y limpiamos la superficie de la mesa.
  • Con una aspiradora de mano y el motor en funcionamiento inverso, soplamos por las hendiduras de las teclas para sacar el polvo y la suciedad que se encuentren allí. Esto se puede hacer también con un soplador.

La primera parte de la limpieza culmina con el retirado de polvo y suciedad de la mesa con un paño seco. Ahora, el teclado está listo para la segunda parte del proceso de mantenimiento, que describiremos en la segunda parte de este tutorial.

Sigue en: Limpieza del teclado de la computadora (II)