Los programas demo y la seguridad informática

Pareciera que es un mal de todos, el hecho de tener que buscar determinadas aplicaciones en la Internet para que pueda ayudarnos a solucionar una necesidad momentánea.

Y es que podemos cometer una serie de errores graves al descargarnos aplicaciones desde la Internet, siendo el primero de ellos cuando no nos fijamos que dicha aplicación viene a ser una versión de demostración (Demo,) o alguna de libre uso (freeware).

Digamos, por ejemplo, que hemos descargado una aplicación para que pueda ayudarnos a enviar un mensaje a manera de correo electrónico, pero en forma de lotes o listas masivas de correo electrónico; cuando hemos fabricado  la misma, nos disponemos a enviar el mensaje a todos y cada uno de los contactos que hemos adicionado en dicha lista, con lo que recibimos un mensaje por parte de la aplicación que nos menciona sobre el uso de la misma, que nos restringe a poder enviarlo más allá de cinco mensajes de correo electrónico.

Este posiblemente viene a ser una de las estrategias que los desarrolladores de estas aplicaciones realizan, sin querer decir que todas lo hacen, ya que al no informar de una manera transparente sobre el tipo de aplicación que se está descargando, podemos incurrir en una serie de errores que pueden llegar a afectar la seguridad informática de nuestro sistema operativo.

El error más grande que sigue al antes mencionado, viene a ser cuando no compramos la licencia de dicha aplicación, pues nos dedicamos a buscarse entre los diferentes sitios de Internet algún generador de números de serie o en su defecto, algún parche que pueda hacer 100% funcional a dicha aplicación.

Si tenemos un sistema antivirus bastante óptimo, éste detectara que aquella aplicación que servirá como generador de número de serie o parches del programa que hemos descargado, tiene algún archivo de código malicioso en la estructura del mismo, por lo cual no se permite la ejecución de esta utilidad.

Entonces viene el tercer paso en la cadena de errores que podemos cometer, ya que sin pensarlo dos veces, existen usuarios que desactivan totalmente a su sistema antivirus, provocándose de esta manera la infección del sistema operativo con la consecuente inestabilidad del mismo.

Ahora bien, parte de la responsabilidad de la inestabilidad de nuestro sistema operativo y de la vulnerabilidad que hemos provocado en su seguridad informática, viene a estar dada el sistema antivirus, ya que existen algunos que permiten su total des activación mientras que otros en cambio no tienen esta opción, siendo que estos últimos para que no puedan estar activos, se requiere que sean des instalados de forma permanente del ordenador.