Limpiar una pantalla LCD

Todo consejo es válido cuando se trata mantener y alargar la vida útil de nuestro ordenador, de cada uno de nuestros dispositivos y periféricos de los que forma parte.

benq17

Estos consejos más bien son un mantenimiento preventivo que se le tiene que dar a nuestro sistema y equipo, mantenimiento que en algunos casos debe de ser diario, otros cada tres meses y otros anuales.

Al momento deseamos hacer referencia de una parte por demás importante de nuestro ordenador, refiriéndonos al monitor de tipo LCD que tenemos que usarlo más constantemente.

Debemos de entender primeramente que nuestra pantalla LCD de nuestro ordenador debe de estar en buenas condiciones, sea en cuanto a limpieza, a fidelidad en su lectura o la forma como la veamos (con mayor o menor brillo por ejemplo), factores que ni deben pasar desapercibidos para que nosotros no seamos afectados por diversos problemas que suelen presentarse como por ejemplo la fatiga visual.

Hablemos específicamente de cómo realizar una limpieza de nuestro monitor LCD, mismo que aunque parezca algo sencillo, no lo es ya que requiere de elementos adecuados para hacerlo.

Existen en el mercado determinados gels o spry dedicados a limpiar el teclado de nuestro ordenador, pero el que sirvan para este periférico no quiere decir que sirva para nuestro monitor LCD, ya que tanto gel como spry formarán una capa de tipo pastosa que se acumulará y disminuirá la eficiencia en la visión del contenido de nuestro monitor. Además, con el pasar del tiempo éste elemento químico deteriorará el material del que está formado el monitor en cuestión.

Para dar una limpieza correcta, ante todo debemos de hacerlo con el monitor y el ordenador apagado para evitar que cualquier líquido que utilicemos ocasione un daño eléctrico en el sistema.

Para hacer la limpieza debemos de hacerlo con un paño de algodón limpio y que carezca de pelusas. A éste paño debemos de humedecerlo con agua fría, pero que se encuentre completamente libre de liquido que pueda estar goteando ya que no deseamos que quede residuos o gotas de agua cuando de lo prenda.

Con el paño humedecido de la forma que se ha indicado, debemos de pasarlo por el monitor LCD suavemente, sin presionarlo ya que no es necesario. Solamente queda esperar a que se seque y quedará listo y limpio. Si en caso alguno quedase más suciedad, repetir la operación una vez más, no será suficiente más pasadas.

El método es válido para monitores LCD pero no para monitores plasma. Puede aplicarse a televisores LCD de forma similar a la indicada.