La historia de Windows I

La palabra que Bill Gates utilizó para identificar al modelo de sistema operativo que había visto en la primer Mac, sin duda que fue Windows, esto por la forma tan creativa que se presentaban las diferentes ventanas contenedoras de archivos en un ordenador.

Posiblemente también le pasó la idea a Steve Jobs, pero el ya había implementado la tentación de su ordenador como una manzana mordida, esto como una forma de incitar a todos los usuarios para que se viesen atraídos por tan interesante propuesta, lo cual le dio un resultado fantástico hasta la actualidad.

Pero volviendo al sistema operativo de Windows, éste según muchos especialistas, vino a ser una copia del sistema adoptado inicialmente por Steve Jobs, algo que se documentó inclusive en la película tan controversial “Piratas del Valle Silicio“, una cinta que todo informático debería de apreciar por lo menos una vez en la vida.

Windows nació luego de su versión de DOS, cuya primera revisión fue la 3.0, y que en determinada manera llamó mucho la atención de quienes buscaban la misma propuesta de Apple, pero más económica, es decir, un Clon. Pero habría mucho camino por seguir para que éste sistema operativo de una solución efectiva a sus usuarios. En ese mismo instante es que la guerra de los ordenadores empezó fuertemente.

Muchos consideran a Windows 3.1 (su versión mejorada en ese entonces,) como una solución efectiva que no requería de muchos recursos, pues claro, las aplicaciones no eran tan sofisticadas, ya que su edición de Office era por demás sencilla, y no requería de muchos elementos como las versiones actuales.

Cuando vimos nacer a Windows 95, pensábamos que era la solución para el soporte de muchas necesidades, pero no fue así, ya que esta versión de sistema operativo tuvo 3 revisiones que no dieron la estabilidad ofrecida y pensada por Microsoft. Razón de ello es que nació Winodws NT, una edición de sistema operativo que inicialmente fue en 16 bits, pero que con los parches posteriores ya se convirtió en uno de 32 bits.

Sigue en: La historia de Windows II